Después de los despidos, llegó la represión a La Plata

Las fuerzas policiales cargaron contra alrededor de 200 personas y provocaron doce heridos, entre ellos una mujer que fue internada por haber recibido "15 tiros de bala de goma".

Trabajadores estatales fueron reprimidos hoy con balas de goma desde el interior de Casa de Gobierno, en Neuquén, mientras realizaban una manifestación frente al ingreso central del edificio en rechazo al despido de tres empleados del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), dos de los cuales son delegados de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).
El gremio cumple hoy un paro en reclamo a la reincorporación de los tres trabajadores y como parte de la jornada de protesta, los trabajadores marcharon a Casa de Gobierno, cortaron el tránsito en la intersección de calles Rioja y Roca, frente al ingreso de la Casa de Gobierno y encendieron neumáticos.
La tensión fue en aumento al no ser recibidos por ningún funcionario provincial y cuando abrieron una ventana lateral del edificio fueron reprimidos con disparos de balas de goma desde el interior de la Gobernación.
El secretario General de ATE, Carlos Quintriqueo, repudió el accionar de la policía, ratificó que continuarán la protesta y reclamó que los atiendan.
"El gobernador afirmó que su gobierno será de puertas abiertas y de diálogo y esta es la respuesta que recibimos", afirmó el dirigente estatal. Advirtió que sostendrán las medidas que afectan el funcionamiento del organismo en toda la provincia.
El martes, el intendente PRO de la capital bonaerense despidió a más de 4.000 personas que trabajaban en la Municipalidad platense. "Hace 12 años que trabajaba en la Municipalidad de La Plata y nos reunimos hoy para saber por qué nos echaron", dijo a CN23 Alejandra, una trabajadora despedida que estuvo hoy en medio de la represión.

PEDIDO DE INTERPELACION

El bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria -que conduce Héctor Recalde- repudió la represión sufrida a manos de la policía por los empleados municipales de La Plata, que hoy se manifestaron en contra de los despidos en la comuna de la capital bonaerense. "Este modelo no cierra sin represión, lo reafirmamos", sostuvieron.
Esa bancada emitió un comunicado de prensa en el que se destacó que "la protesta social no es un acto criminal y es un derecho humano" y expresó "su enérgico repudio a los hechos de represión sufridos por trabajadores de la Municipalidad de la Plata durante la realización de un justo reclamo por la preservación de su fuente laboral".
"Este modelo no cierra sin represión, lo reafirmamos y manifestamos nuestro compromiso de seguir junto a cada trabajador en defensa de su fuente de trabajo como así también los derechos humanos de cada uno de ellos", dice el texto.
"Si el gobierno entiende que con balas de goma y represión va a lograr silenciar las demandas sociales, nos hace recordar a otras épocas de la Argentina", agrega el comunicado.
En tanto, los diputados bonaerenses del FPV pidieron la interpelación del ministro de Seguridad, Cristian Ritondo para que brinde explicaciones sobre el accionar de la policía.
"Rechazamos y repudiamos la feroz represión llevada adelante por la fuerza de Infantería de la Policía Bonaerense por orden de la Gobernadora María Eugenia Vidal y el intendente Julio Garro, contra empleados municipales de La Plata que se manifestaban esta mañana en defensa de sus fuentes laborales tras los 4.500 despidos firmados por el Ejecutivo municipal", sostuvieron los legisladores en un comunicado.
Por ello, resolvieron solicitar la interpelación del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, para que dé explicaciones por el accionar de las fuerzas de Infantería de la provincia de Buenos Aires.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico