Destacan presencia de equipo chileno en la Unión de Rugby Austral

Quelequén, un modesto club de rugby de Coyhaique, debió abandonar el país vecino e incorporarse a la Unión de Rugby Austral, que nuclea equipos de Comodoro Rivadavia, Caleta Olivia, Sarmiento y Pico Truncado, para lograr competitividad. Desde Chile destacan esta inclusión y piden "imitar" el gesto de confraternidad.

En Coyhaique, ciudad ubicada a más de 400 kilómetros de Comodoro Rivadavia hace años que un grupo de rugbistas ansiaba participar en una liga deportiva, pero la falta de equipos participantes (sólo hay dos, Quelequén y Coyhaique Rugby Club) hicieron imposible por años las pretensiones de competir. Por eso es que a la hora de querer darle mayor competencia a Quelequén no dudaron en recurrir a quienes consideran sus compañeros, emulando lo que hace algunos años hizo el equipo de la Universidad de Magallanes (UMAG), al ingresar a la Liga de Santa Cruz.

Pablo Quiniyao, presidente y jugador del club, comenta a La Tercera que "hasta el año pasado habían cinco equipos en la URA, todos muy buenos. Con ellos siempre que nos enfrentamos (en partidos amistosos) y perdemos por más de 60 puntos. Pero este año se incorporaron más clubes y se armó una zona de desarrollo en la que ingresamos nosotros". La amistad con los clubes vecinos siempre ha existido y, al ser estos duelos los únicos que el club disputaba durante el año, el anhelo por pertenecer a la URA siempre estuvo presente.

"Tenemos 15 años como club. Nacimos como la rama deportiva de un colegio, pero hace 10 años que somos un club. Tenemos series menores, juveniles, adultas y senior, sumando en total 60 jugadores activos. Entrenamos siempre, tratamos de no pescar el frío. Sólo una tormenta de nieve cancela nuestros entrenamientos", reconoce el apertura.

En Chile, Quiniyao asegura que el rugby de su zona nunca ha tenido buen recibimiento: "yo creo que en la Federación ni saben que existimos. Varias veces quisimos conversar con ellos, pero nunca nos fue bien". Por ello es que el club patagón decidió mirar al otro lado de su Cordillera.

En Argentina, el arribo de Quelequén es visto de muy buena forma. Tanto es así que Roberto Ávila, presidente de Sarmiento R.C., confiesa que "estamos gestionando con el Gobierno de Chubut el financiamiento para que niños de pueblitos pequeños y cercanos a Coyhaique puedan aprender a jugar rugby en Quelequén, así viajarían muchos menos kilómetros para jugar".

La URA es la unión que más creció el año pasado en Argentina, con un aumento de 60% en el número de jugadores. En cuanto a sus figuras, el caso más renombrado es el del seleccionado argentino Ramiro Herrera, primera línea formado en Chenque Rugby Club, de Chubut, que jugó en el Mundial de Rugby de Inglaterra y actualmente es parte de Jaguares, la franquicia transandina que milita en el Super Rugby.

cumpa.jpg

Además de jugadores como Eduardo de la Paz y Francisco Ferronato, ex jugadores de Calafate Rugby Club, siendo líderes de equipos de primer nivel como Belgrano Belgrano Athletic que disputan las semifinales del Torneo Nacional o los hermanos Edgard y Alan Wagner que se afianzan en el primer equipo Liceo Naval, dan cuenta del nivel y calidad que representa la Unión que nuclea equipos de Comodoro Rivadavia, Sarmiento, Caleta Olivia y Pico Truncado. "Estamos recién comenzando, pero estamos allí. Podemos soñar que algún día estaremos a un nivel similar, como al de formar seleccionados nacionales", se entusiasma Pablo.

EL VIAJE

Embed

El viernes 13 de mayo a las 7 de la mañana en Coyahique, el primer equipo de Quelequén se reunió a un costado de los vestuarios de su cancha, para emprender viaje rumbo a Comodoro Rivadavia, y jugar la tercera fecha del Campeonato de Desarrollo de la Unión de Rugby Austral (URA), compuesto por cinco equipos argentinos y ellos, los únicos chilenos.

Una decena de autos cruzó por el Paso Huemules de Balmaceda para encontrarse, al otro lado, con los rivales de turno, Sarmiento R.C. Fueron cuatro horas de viaje. "Hemos jugado un partido en Argentina, nos recibieron muy bien. Cada municipio tiene albergue para esta clase de actividades y allí nos alojamos y además reciben dinero para viajes. El problema es que nosotros en Coyhaique no tenemos donde alojar a los equipos, por lo que debemos gastar de nuestro bolsillo en hospedaje, también en movilización", asegura Quiniyao.

La incorporación del club chileno aparece como una de las fórmulas que el rugby de la Patagonia trasandina está adoptando para darle tiraje al nivel competitivo El problema de financiamiento es crucial, pues impidió incluso desarrollar la idea inicial de dos partidos por mes. Así, durante este semestre disputarán sólo cinco partidos. Coyhaique inicia así una aventura junto a sus vecinos y desde Chile destacan que "al final, las fronteras parecen ser sólo simbólicas, basta con mirar un poco como se desarrollan las cosas al fin del mundo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico