Destrozaron patrulleros en dos sectores de la zona norte

Personal policial detuvo a cuatro individuos en Kilómetro 5 y en Próspero Palazzo, entre las 22 del sábado y las 7:30 de ayer, por causar daños a patrulleros. Un joven de 17 años y otro de 20 rompieron el parabrisas y la ventana del conductor del patrullero de la Comisaría de la Mujer de Zona Norte. El menor de edad además está señalado como autor de una salvaje agresión con arma blanca ocurrida hace poco tiempo en el barrio Castelli. Ayer a la mañana, en tanto, otros dos jóvenes apedrearon el patrullero de la Subcomisaría de Palazzo y fueron detenidos.

El sábado a la noche el patrullero de la Comisaría de la Mujer de Zona Norte que estaba estacionado sobre la avenida Gutiérrez en Kilómetro 5, fue destrozado por dos jóvenes que dejaron de esa manera sin movilidad a la dependencia que atiende casos de violencia de género.
Según informaron fuentes policiales a El Patagónico, el patrullero estaba estacionado afuera de la dependencia cuando dos jóvenes rompieron los vidrios del conductor, el parabrisas y dañaron el capot.
Los detenidos fueron identificados como J.C., de 17 años, y Luis Villegas, de 20. El menor de edad reside a metros de la dependencia policial que fue inaugurada en mayo último y según fuentes policiales estuvo involucrado tiempos atrás en una salvaje agresión con arma blanca contra un joven en el barrio Castelli.
Para la policía, además de los daños, los dos jóvenes habrían intentado incluso sacar la base del equipo de comunicaciones. El móvil 650 de la Comisaría de la Mujer quedó de esa manera destrozado y fuera de servicio. El mismo estaba destinado a las tareas operativas de la comisaría.

EN PALAZZO

Ayer a las 7:30, otro patrullero fue destrozado en Palazzo. Según informó el jefe de la Seccional Mosconi, Miguel Bustamante, el móvil 677 de la Subcomisaría de Kilómetro 9 fue apedreado por dos jóvenes que intentaron correr a campo traviesa.
Sin embargo, los sospechosos fueron detenidos e identificados como A. P., de 17 años y John Alexis Alvarado, de 20. La agresión al patrullero se produjo en San Lorenzo y Manuel Sarratea. Los sospechosos fueron detenidos a dos cuadras en calle Capitán García.
El patrullero quedó con la puerta trasera izquierda abollada.
Desde la policía creen que la agresión a los patrulleros se debería a una represalia por la identificación de personas que se realizó durante la noche del sábado en Kilómetro 5 y Palazzo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico