Detectan cucarachas en salas de maternidad del Hospital Zonal

Un video que se viralizó durante el fin de semana por las redes sociales muestra una plaga de cucarachas en salas de maternidad del Hospital Zonal de Caleta Olivia. Investigan cómo aparecieron esos insectos en un área tan sensible del centro asistencial.

Caleta Olivia (agencia)
Las imágenes fueron difundidas en el perfil de Facebook creado por el grupo "Enfermeros Caleta Olivia", que mantiene un fuerte enfrentamiento con las autoridades de la dirección del Hospital Zonal, a quienes desafió a que "ahora salgan a desmentir".
Sin embargo, llamó la atención que los insectos no se hayan detectado en otros sectores del edificio que son más propensos a este tipo de plagas, sobre todo el de la cocina o áreas de acopio de residuos.
Si bien es cierto en este tipo de instituciones suelen registrarse casos de enfermedades intrahospitalarias (por virus) e incluso se detectan piojos y chinches que ingresan entre la ropa de algunos pacientes o de quienes los visitan, nunca se había registrado una masiva y repentina aparición de cucarachas.
Hay que señalar que las constantes medida de fuerza que lleva adelante el personal de maestranza, afiliado a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), también conspira para que sea efectiva la limpieza en este moderno edificio de grandes dimensiones.
Ante la precariedad de los trabajos de limpieza, las autoridades hospitalarias tuvieron que contratar durante el fin de semana los servicios de una empresa particular denominada "Constante Stout" que se ocupa del control de plagas y otras tareas de saneamiento.
CONFLICTOS ALTERAN
TAREAS DE LIMPIEZA
La directora general, Patricia Zari, dijo que el hospital dispone de personal que conforma un Comité de Infecciones que supervisa permanentemente las instalaciones para que los pacientes estén resguardados, pero ese tipo de control sobre "bioseguridad", se ve resentido en razón de las constantes medidas de fuerza del personal de maestranza.
Indicó además que debido a que en este ámbito público se atiende a pacientes de diferentes condiciones sociales, algunos traen parásitos, chinches y piojos entre sus ropas y por ello deben llevarse a cabo tareas de desinfección.
Por otro lado indicó que las visitas suelen traer comida y mate para compartir con los pacientes internados, algo que está prohibido porque generan desperdicios que atraen insectos y cuesta mucho concientizar a la gente de que un hospital no es una plaza ni un camping.
De manera específica, Zari no atribuyó esto último a la masiva y repentina aparición de cucarachas y solo se limitó a informar que hubo que contratar los servicios de una empresa privada de desinfección para eliminar la plaga, para lo cual se trabajó durante el fin de semana en un horario vedado a las visitas, tarea que se extendió hasta ayer.
Sobre este espinoso tema, sostuvo: "sería mucho más fácil cerrar algunas áreas y decir que no atendemos por causas de paros o quites de colaboración del personal de determinadas áreas como maestranza que en muchos casos tienen alto acatamiento, pero a pesar de esas limitaciones procuramos mantener el hospital en funcionamiento", puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico