Detectan más de 3.600 averías en líneas de telefonía fija e internet

Los barrios Pueyrredón, Juan XXIII, 30 de Octubre y Laprida son los sectores donde se registran las mayores complicaciones en el servicio de telefonía fija e internet que presta Telefónica Argentina, el principal proveedor de la ciudad. Desde el ENACOM aseguraron que en la zona sur las fallas aparecen a medida que se quita el barro de los paneles ("armarios") que se utilizan para brindar el servicio.

Más de 3.600 averías se detectaron tras el temporal en las zonas llamadas Pueyrredón, General Mosconi, Sismográfica, Caleta Córdova, Don Bosco y Laprida en telefonía fija o internet. El dato pertenece a la empresa Telefónica Argentina, principal proveedora de estos servicios en Comodoro Rivadavia.
Según se informó desde el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), la zona Pueyrredón -comprende a los barrios Juan XXIII, 30 de Octubre- y Laprida fueron las más afectadas, y aún contabilizan cientos de averías que todavía no pueden repararse.
Tomás Buffa, titular de la delegación Comodoro Rivadavia del ente nacional, explicó a El Patagónico que en la zona sur el principal problema son "los armarios (paneles ubicados en las veredas) que quedaron bajo el barro". Mientras que en Laprida el inconveniente pasa por los daños que sufrió el sector de la calle Honduras, donde aún la empresa no ha podido trabajar.
Por eso el delegado asegura que "es ultra arriesgado decir en cuánto tiempo se van a poder reparar todas las averías porque mientras se va descubriendo el barro en los paneles, se van encontrando los problemas a resolver".
A estos inconvenientes se agregan los imprevistos del trabajo diario. Para ejemplificarlo, Buffa contó que "la semana pasada, en los trabajos que se están realizando en las 1008, se cortó un tendido troncal que provocó que lo que se había avanzado se perdiera de nuevo". Por eso sentenció: "es el día a día. Lamentablemente la situación ha superado tanto a todos que es el día a día".

PERDIDAS DIVERSAS
El titular del ENACOM confirmó que en total fueron entre 15 y 18 los "armarios" que quedaron bajo el barro en la zona sur, afectando entre 450 y 600 usuarios por cada unidad. A esto se sumaron las reparaciones que se debieron realizar en las fibras que están en el sector del arroyo La Mata, donde el agua se llevó casi todo a su paso e incluso una parte de la Ruta 3; el rediseño del cable de distribución que quedó expuesto en el barrio Mosconi, que alimenta a Divina Providencia, Médanos, Saavedra y Santa Lucia; el relleno de una zanja en Sismográfica para cubrir los cables que habían quedado a la vista; y la caída de postes en Caleta Córdova, Don Bosco y Laprida.
Por todos estos daños, Buffa esperaba que se registre una mayor cantidad de reclamos en las oficinas del ENACOM. Sin embargo, estima que para los afectados hay problemas de mayor envergadura. "Entiendo que la gente está preocupada por otras cosas que por el teléfono o internet, pero se debe haber incrementado fácil en un 20 o un 30% los reclamos que hemos recibido en el último mes", confirmó.

MAYOR INVERSION
Para el titular del ENACOM, los daños que ocasionó el temporal reflejan también "las instalaciones precarias que muchas veces tenemos en la ciudad y que también ameritan una modernización".
Por esta razón, no dudó en asegurar que en "los lugares donde ha sido más crítica la situación, las inversiones que justamente va a tener que hacer la prestadora del servicio son importantes, porque va a tener que renovar su staff tecnológico".
"Muchas veces ellos argumentan lo insolvente que sería renovar la tecnología, pero hoy lo van a tener que hacer por una cuestión obligatoria. Entonces vamos a tener nueva tecnología", afirmó.
No obstante y más allá de la crítica, el funcionario reconoció el trabajo realizado por esa compañía tras el temporal, ya que "ha tenido una colaboración al cien por cien desde el primer día".
"Han puesto camionetas a disposición e incluso desde Telefónica Argentina han bajado donaciones y máquinas para el municipio. Hubo una conciencia muy importante por parte de la prestadora y eso se ve en que aumentaron su cantidad de técnicos a casi 100 personas", detalló.
Se espera ahora que la empresa emita un segundo informe de situación sobre el estado del servicio de telefonía e internet en la ciudad. El mismo deberá ser informado a mediados de mes, teniendo en cuenta que la compañía tiene 30 días para contestar el requerimiento del ENACOM.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico