Detienen al segundo sospechoso de balear a Maximiliano Ledesma

La víctima recibió tres tiros en la puerta de su casa en un presunto ajuste de cuentas ocurrido el 29 de julio en el barrio Ceferino. Las primeras averiguaciones condujeron a la detención de Leonardo Cárdenas, y días atrás Maximiliano Ledesma amplió la declaración para señalar a un segundo agresor, Diego España, quien fue detenido anoche.

El personal de la Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia ayer cumplió con una orden de allanamiento y detención del segundo sospechoso de balear al individuo domiciliado en el barrio Ceferino. Se trata de Diego España, quien fue señalado por la propia víctima tras recuperarse de las graves heridas que padeció luego del ataque a tiros.
El mismo se produjo cerca de las 21:40 del viernes 29 de julio en el domicilio de Ledesma, ubicado sobre la calle Las de Barranco al 2.900. Allí reside Maximiliano Ledesma, de 25 años, junto a su familia. A esa hora un sujeto golpeó la puerta de calle y Ledesma acudió a abrir, pero ni bien lo hizo se escucharon tres detonaciones de arma de fuego que impactaron contra su humanidad.
Una de las balas le ingresó debajo de la axila izquierda, otra en la clavícula y la tercera en el abdomen. Ledesma permaneció en grave estado en una sala de terapia intensiva del Hospital Regional, donde con el correr de los días fue evolucionando y días atrás recuperó el alta médica.
En la vivienda había otras personas que aportaron la información que fue de utilidad para que los investigadores identificaran rápidamente a uno de los atacantes. Leonardo Mariano Cárdenas (22) fue imputado por el delito de tentativa de homicidio y recibió dos meses de prisión preventiva que lo mantienen en prisión. Por orden del juez Alejandro Soñis, esa detención se concretó en una vivienda de calle Quichuas 936 del barrio José Fuchs.
Una vez recuperado, Ledesma amplió su declaración ante los investigadores y en primera medida ratificó la autoría de Cárdenas, pero también señaló a un segundo agresor: Diego España (21). Con ese testimonio, la fiscal general Camila Banfi solicitó su detención que ordenó el propio Soñis.
La misma se cumplió ayer a partir de las 18 en el domicilio de la avenida Juan XXIII al 800. El personal a cargo del oficial Patricio Rojas cumplió con el procedimiento y hoy España comparecerá ante la justicia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico