Detienen a dos soldados por el crimen de una peluquera asesinada a balazos

Con estas capturas, suman tres los detenidos por el caso, ya que a pocas horas de ocurrido el crimen fue apresado como presunto autor intelectual el ex marido de Gotardo, Rodolfo Maguna.

Dos soldados fueron detenidos, uno en la puerta de la guarnición militar de Campo de Mayo y otro en el partido de Merlo, acusados del crimen de una peluquera asesinada a balazos desde una moto, en octubre último en la localidad de San Miguel, presuntamente por orden de su ex marido, informaron ayer fuentes judiciales.
Las fuentes revelaron que uno de los sospechosos, de 20 años, es sindicado como quien disparó contra la víctima, Liliana Gotardo (51), mientras que al otro, de 22, se lo considera autor de las tareas de inteligencia para concretar el femicidio.
Con estas capturas, suman tres los detenidos por el caso, ya que a pocas horas de ocurrido el crimen fue apresado como presunto autor intelectual el ex marido de Gotardo, Rodolfo Maguna (46), quien era suboficial principal en la Agrupación Aviación de Ejército 601, en Campo de Mayo.
De acuerdo con la investigación del fiscal de Malvinas Argentinas Ricardo Romero, Maguna -que mantenía una relación conflictiva con su ex mujer- contrató a los dos soldados para matarla y a cambio de ello les pagó una suma no precisada de dinero.
Los soldados eran sus subordinados en los talleres de Campo de Mayo y hay testigos que presenciaron una reunión entre los tres en la localidad de San Miguel para aparentemente planificar el crimen, dijo a Télam una fuente de la investigación.
A esto se sumaron otras pruebas, como análisis de comunicaciones y de las cámaras de seguridad del municipio que filmaron a dos hombres en moto que recorrieron varias cuadras, esperaron en la esquina de la peluquería y cuando la víctima salió de su local, uno de ellos le disparó.
Tras seis allanamientos solicitados por Romero al juez de Garantías de San Martín Mariano Porto, a uno de los acusados se lo detuvo en su casa de la localidad de Merlo y al otro cuando salía de Campo de Mayo, en tanto que se secuestraron dos motos, teléfonos y computadoras que serán peritados.
Luego se realizaron varias ruedas de reconocimiento con una decena de testigos del femicidio y algunos de ellos identificaron a los detenidos: a uno lo señalaron como el que había disparado contra Liliana y al otro como quien había estado en la zona merodeando días antes del hecho, aunque no habría sido el que manejaba la moto.
Los soldados se negaron a declarar y quedaron imputados como coautor y partícipe secundario de "homicidio agravado por precio o promesa remuneratoria, por el vínculo y femicidio", el mismo delito por el que cumple prisión preventiva el ex marido y que fue confirmado por la Cámara de Apelaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico