Detienen a sujeto que le robó el teléfono a un niño de 11 años

Leonardo Carter fue detenido ayer a la tarde por la Policía de Kilómetro 8 por robarle un teléfono a un niño de 11 años en la esquina de las calles códigos 2.404 y 2.434. Lo amenazó con que si no le entregaba el celular le iba a pegar un tiro. Dos vecinos llamaron a la Policía y sorprendieron en la huida al sospechoso descartando el objeto.


Un joven de 25 años, identificado por la Policía como Leonardo Carter, fue detenido ayer a las 15:40 acusado de ser el autor del robo de un teléfono celular a un niño de 11 años en el barrio Standart.
Según se investiga, el joven que estuvo en rehabilitación y goza de la libertad condicional, interceptó a dos niños en la esquina de calles códigos 2404 y 2434. Carter le dijo a uno de los niños de 11 años que si no le daba el teléfono celular le iba a pegar un tiro. De esa manera, accedió al teléfono Samsung Pocket.
Desesperado ante la situación, el niño le avisó a un vecino que observaba el episodio y éste apeló a otra vecina para llamar a la Policía.
Los efectivos de la comisaría Don Bosco llegaron al lugar y el jovencito les aportó las características del autor. Les dijo cómo vestía el delincuente y que tenía el cabello largo. A una cuadra del lugar, la Policía sorprendió a Carter.
Según el informe policial, cuando vio el patrullero "descartó" un elemento y salió corriendo. Fue reducido en medio de una férrea resistencia. Los policías determinaron que Carter había arrojado al suelo antes de ser detenido, un teléfono similar al que el niño había denunciado como robado.
En medio del operativo, la Policía fue atacada a pedradas por algunos conocidos de Carter y debieron replegarse.
Los dos vecinos que auxiliaron al niño en el robo prestaron declaración frente a la Policía y la madre de la víctima también aportó la documentación del teléfono celular para acreditar su propiedad.

CONFLICTIVO
Leonardo Carter reside en la calle 2434 del Sector 22 de Standart Norte y su presencia allí ha sido cuestionada en más de una oportunidad por los vecinos que allá por junio de 2012 hicieron una reunión vecinal con autoridades municipales y policiales para pedir que lo mudaran del barrio porque estaban cansados de sus robos y andanzas. Sostenían que tenía "aterrorizado" a todo el barrio y que caminaba "drogado y armado".
En agosto pasado volvió al barrio después de estar en rehabilitación y fue detenido por violar el arresto domiciliario al que había accedido. Los vecinos llamaron a la Policía porque junto a un grupo de jóvenes ocasionaban disturbios en la calle. Carter no fue hallado en su casa, en donde debía permanecer con restricciones de consumir alcohol, drogas y no cometer delitos, según lo había dispuesto la juez de ejecución, Daniela Arcuri.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico