Detienen a un segundo implicado en el asesinato del sereno del Stella Maris

La Justicia ordenó ayer la detención de Pablo Levien, quien habría tenido participación en el crimen de José Luis González, asesinado el 25 de noviembre de 2015 de un disparo en la cabeza cuando intentaban robar el predio de una empresa constructora. El imputado Juan Gómez sería el autor y Levien, partícipe necesario. Hoy será acusado.

Los fiscales Camila Banfi y Cristian Olazábal avanzaron en el esclarecimiento del homicidio del sereno cordobés José Luis González (29), quien durante la mañana del 25 de noviembre del año pasado fue encontrado sin vida en el interior del trailer de la empresa Sur Hydraulics, ubicada en el barrio Stella Maris.
Hasta el momento el único imputado en la causa es Juan Manuel Gómez (19), quien sería el presunto autor del crimen y cumple prisión preventiva. Con el resultado de una pericia genética se conoció en febrero de este año que no era compatible con el ADN del imputado y accedió al arresto domiciliario.
No obstante, las fuentes judiciales precisaron que los rastros de sangre de la puerta del trailer pertenecen a Gómez, y los hallados en la ventana –donde rompieron un vidrio— corresponden a Pablo Ariel Levien (19).
En ese contexto, los fiscales del caso solicitaron ayer la orden de detención de este segundo implicado en el crimen y el allanamiento de su domicilio.
A partir de las 13, el personal de la Brigada de Investigaciones cumplió la medida judicial autorizada por la juez penal Daniela Arcuri.
La misma se efectuó sobre la calle Código 526 al 700, donde se aprehendió al sospechoso y se secuestraron tres teléfonos celulares, 12 balas calibre 38 y tres proyectiles calibre 32, detallaron las mismas fuentes.
En la mañana de hoy Levien será sometido a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación y la fiscal Banfi le imputará su presunta participación necesaria en el homicidio del sereno, en virtud de las pruebas que lo incriminan.

EL CRIMEN
Según la investigación fiscal, Gómez y Levien ingresaron en la noche del martes 24 de noviembre al predio del barrio Stella Maris donde estaba el tráiler en el que vivía el trabajador hacía dos meses. Según los indicios, el sereno estaba por cenar cuando Levien habría roto el vidrio de la ventana con uno de sus brazos y Gómez, introducido el arma de fuego para efectuar al menos tres disparos.
Uno de los proyectiles dio en la cabeza de la víctima y le provocó la muerte a González por hemorragia cerebral. A primera hora de la mañana, cuando fue encontrado el cuerpo del sereno, los investigadores siguieron un reguero de sangre que los condujo hasta el portón del domicilio de Gómez.
Esa fue la primera pista para lograr la detención del joven e imputarle el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor para Gómez.
Al día siguiente se presentó ante la policía Levien y aseguró ser el autor del crimen, aunque la justicia no le formalizó ninguna participación y lo hará hoy ya con un cúmulo de pruebas para tenerlo como partícipe necesario o secundario del asesinato.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico