Detienen a una pareja por asaltar a un taxista con un destornillador

El robo se inició ayer pasadas las 15 sobre la avenida 13 de Diciembre. La pareja tomó el coche de servicio y pidió ser llevada al barrio Quirno Costa. Luego regresaron al Pietrobelli, donde el hombre atacó al chofer con un destornillador. En la lucha dentro del habitáculo la mujer se hizo del teléfono celular, dinero, el anillo de casado del trabajador y las llaves del auto. Se introdujeron a la casa que alquilan y terminaron detenidos por la policía.

Una violenta odisea vivió un taxista que ayer por la tarde fue víctima de un robo armado en el que sufrió heridas en el cuello y mentón, producto de los puntazos que recibió con un destornillador. Luego la policía logró detener a los sospechosos.
Según el relato del propio taxista a El Patagónico, la pareja detenida -un joven de 18 años y una mujer de 22- les hizo señas para detenerse cuando caminaban sobre la avenida 13 de Diciembre y Chaco, en el límite de los barrios Pietrobelli y Jorge Newbery.
El taxista no observó nada raro en los pasajeros y pensó que se trataba de un viaje más. La pareja pidió ser llevaba al barrio Ceferino "diciéndome que iban a un taller de chapa y pintura. Anduvieron en el Quirno Costa buscando al tipo supuestamente mecánico y no lo encontraron", detalló.
Entonces, los ocupantes le dijeron al chofer que regresara hasta la calle Puerto Pirámides y Misiones del Jorge Newbery, a unos 200 metros de donde habían tomado el Chevrolet Corsa del servicio de taxi.
Ambos pasajeros iban en el asiento trasero. Y en un momento dado, el hombre tomó del cuello al taxista y comenzó a agredirlo. "Me quisieron clavar un destornillador y empezamos a forcejear mientras la chica me sacaba las cosas. El otro me tiraba los puntazos y me lastimó un poco, pensé que era más", lamentó la víctima con el cuello, mentón y oreja derecha con sangre.
Describió: "con una mano me tenía ahorcándome y con la otra tirándome los puntazos y yo defendiéndome como podía".
En esos dramáticos instantes se detuvo el motor del automóvil y la mujer aprovechó para apoderarse de las llaves del rodado, el teléfono celular del taxista, dinero y el anillo de casados del trabajador.

DETENCIONES
El peor momento del asalto fue quizás cuando el taxista se encontraba en lucha con el delincuente y el vehículo quedó con el motor en punto muerto en un sector de desnivel de las calles Patagonia y Misiones. Allí "solté (el freno) y me di cuenta que él se quiso bajar. Aproveché y se cayó (el delincuente) y se habrá golpeado con la puerta seguramente", analizó el chofer.
El ladrón se alejó, pero comenzó "a tirarme piedras porque yo no podía hacer nada. No tenía las llaves del auto y estaba el motor apagado".
La pareja se introdujo en una casa de la esquina, donde "se hacían que dormían la siesta y por suerte llegó rápido la policía", describió la víctima.
En contados minutos llegaron efectivos de la Seccional Segunda, a cargo del oficial Pablo Alvarez, y un grupo de taxistas para auxiliar a su compañero. "Ahora quiero que me devuelvan mi llave, el anillo de casamiento porque lo tienen ellos y yo les vi bien la cara", aseguró el taxista.
Los sospechosos fueron reducidos en el patio de una casa que alquila la mujer. Las fuentes oficiales los identificaron como Mariano Gastón Figueroa (18) y Diana Micaela Altamirano (22). Ambos cuentan con antecedentes policiales.
Quedaron privados de la liberad en averiguación del delito de robo agravado y hoy serán sometidos a la audiencia de control de detención en la Oficina Judicial.
En el patio del domicilio los uniformados recuperaron los elementos robados al taxista, inclusive el preciado anillo de casado y la llave del vehículo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico