Detuvieron al presunto francotirador que mató a siete personas en Michigan

Sus características físicas y las del vehículo en que se movilizaba coinciden con la descripción de testigos. La masacre se produjo durante la noche del sábado en distintos sitios de la ciudad de Kalamazoo, en los que el individuo disparó a mansalva a quien se le cruzara.

La policía detuvo al presunto autor de una serie de ataques con arma de fuego registrados la noche del sábado en la ciudad de Kalamazoo, en Michigan, Estados Unidos, en los que fueron asesinadas al menos siete personas, entre ellas un niño de 8 años, en tres lugares distintos.
El teniente de la policía estatal David Hines anunció la detención del sospechoso, informó la cadena Woodtv, según un cable de EFE.
El detenido, un hombre de unos 45 años, de la misma ciudad de Kalamazzo, al este de Chicago, está siendo interrogado en relación con tres episodios de agresión con armas de fuego, según el agente policial.
El teniente Hines dijo que el arrestado y el coche en el que viajaba se ajustan a la descripción dada por testigos del autor de los disparos y el vehículo en el que inicialmente escapó.
El funcionario de la oficina del sheriff Paul Matyas indicó que se encontró un arma en el coche del sospechoso y que el autor de la masacre disparó de forma aleatoria a la gente que encontraba a su paso en tres lugares diferentes del condado.
Los fallecidos inicialmente en los tiroteos eran seis, pero la policía confirmó la muerte de una séptima víctima, una joven que estaba herida grave.
Además de los fallecidos, otras nueve personas resultaron heridas en los ataques que se produjeron en tres escenarios a pocos kilómetros unos de otros.
Tres de los heridos, entre ellos un niño, permanecen en estado crítico, según la cadena CNN.
La policía ignora los motivos que llevaron al autor a perpetrar los hechos que empezaron sobre las 18.30 hora local del sábado (22.30 en Argentina).
"A simple vista parece que alguien se paseó conduciendo por el condado, localizando a gente a la que disparaba hasta matarla", declaró el sheriff Matyas a la cadena estadounidense.
"Es la peor de las pesadillas, tener a alguien conduciendo y matando de forma aleatoria a personas", subrayó.
La primera agresión tuvo lugar en el estacionamiento de un complejo de departamentos donde una mujer recibió cuatro disparos. La víctima, que resultó herida grave, estaba acompañada de tres niños.
Poco después, dos personas resultaron muertas en un concesionario de autos y, luego, el autor del tiroteo mató a otras cuatro personas que viajaban en dos coches en las cercanías del restaurante Cracker Barrel, a pocas millas del anterior lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico