Detuvieron a la pareja de Érica Soriano

Daniel Lagostena está acusado por "homicidio y aborto" en el marco de "una causa de violencia de género". El juez de la causa, el fiscal y un reducido grupo de policías retomaron la investigación y consiguieron pruebas que llevaron al magistrado a apresarlo.

Un hombre fue detenido este domingo por el crimen su pareja, Erica Soriano, la mujer que estaba embarazada y que continúa desaparecida desde agosto de 2010, informaron fuentes judiciales. Se trata de Daniel Lagostena (54), quien por una decisión del juez de garantías Gabriel Vitale fue atrapado en su casa de Lanús en la que vivía con la víctima.

Lagostena está acusado ahora por "homicidio y aborto" en el marco de "una causa de violencia de género", más allá que aún no haya cuerpo, ya que hubo varios fallos en el que hubo apresados sin la presencia de un cadáver.

El juez de Garantías Gabriel Vitale, el fiscal Gerardo Loureiro y un grupo reducido de casos especiales de la Policía Bonaerense retomaron la investigación bajo el más absoluto secreto, ya que sospechaban que esa fuerza tenía uniformados que filtraban información vital para esclarecer el asesinato, informó Paulo Kablan en C5N.

Lagostena y su pareja volvían de una consulta con el ginecólogo, cuando ella estaba embarazada, y mientras Érica hablaba por teléfono con una amiga, "una persona instalada en la casa de ambos hacía llamados un rato antes".

"Esa noche se empiezan a producir llamadas hechas por Lagostena, se empieza a comunicar con un sobrino llamado Brian y después, a la madrugada, se registraron nuevas comunicaciones entre ambos", precisó Kablan en base a fuentes judiciales.

Otro dato que lograron conseguir los investigadores fue que el ahora detenido tenía un teléfono celular a su nombre, pero otros cuatro que no lo estaban y solo los cargaba cuando se quedaban sin batería.

Sin embargo, uno de los aparatos lo usó Lagostena cuando estaba junto a soriano en el médico y empezó a hacer varias llamadas, al tiempo que otro vital aporte lo hizo un testigo de identidad reservada que habló de un sopapo que le dio el acusado a Érica y que provocó que ella cayera.

Asimismo, se constató que desde que volvieron del médico no se produjeron más registros de ella estando viva y se constató que la joven "nunca tomó un colectivo" para ir de su madre como su pareja le comentó a su suegra.

Los investigadores también llegaron a la conclusión de que Soriano "jamás dejaría de mantener contacto con su hija -de una pareja anterior- ni con su familia, mientras Lagostena afirmó en todo momento que ella tomó un colectivo y se fue para no aparecer más.

Fuente: Minutouno.com

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico