Detuvieron otra vez al "Ojón" Barrionuevo en un intento de robo

Este domingo efectivos policiales de la Seccional Primera detuvieron, nuevamente, a Gabriel "Ojón" Barrionuevo, conocido por sus antecedentes policiales, cuando intentaba robar en el interior de un vehículo sobre la calle España, en pleno centro.

Según informaron fuentes oficiales a El Patagónico, un llamado telefónico alertó a los efectivos cuando Barrionuevo, luego de romper uno de los cristales de un automóvil Volkswagen Gol que se encontraba estacionado sobre calle Francia al 1.000, en cercanías a un local bailable, intentaba robar los elementos del interior del vehículo.

El "Ojón" Barrionuevo (22) fue sorprendido por los agentes policiales a pocas cuadras cuando intentaba escapar, pero finalmente fue detenido en calle San Martín y España quedando alojado en la Seccional Primera. Esta mañana iba a ser sometido a la audiencia de control de detención.

ANTECEDENTES

Tal como describió en su momento este mismo medio, Gabriel "Ojón" Barrionuevo en marzo del 2013 y en el marco de un juicio abreviado, en el que se incluyeron las 12 causas que acumuló desde que era menor de edad, había sido condenado a la pena de 3 años de prisión de cumplimiento efectivo.

Barrionuevo tiene 22 años, pero su actividad en el sistema penal viene registrándose desde que era un adolescente, por robos en viviendas y comercios.

En setiembre de ese año había recuperado la libertad tras haber pasado cuatro meses con prisión preventiva por otro robo. En esa oportunidad también fue detenido cargando aparatos electrónicos y al verse acorralado por la policía los amenazó con un arma de fuego, la cual resultó ser una réplica.

En octubre del 2013, Gabriel Antonio Barrientos había sido sorprendido por personal policial de la Seccional Cuarta cuando paseaba a dos jovencitas en una Ford Courier robada en Angel Velaz al 1.400. El "Ojón" estaba con libertad condicional luego de haber sido condenado a tres años de cumplimiento efectivo por doce causas que acumuló cuando era menor de edad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico