Detuvieron a supuesto jefe de una banda que secuestró a una joven en Mendoza

La sospecha de los investigadores es que al menos seis de los detenidos en el marco de esta causa, entre los que se encuentra el recientemente apresado, son los mismos que en 2014 y en 2015 cometieron otros dos secuestros extorsivos, cuyas víctimas fueron mujeres.

Un hombre fue detenido en la localidad bonaerense de Luis Guillón acusado de liderar una banda que en febrero secuestró a la hija de un empresario en Mendoza, por quien se pagó un rescate de casi un millón de pesos en dos veces y por el cual ya fueron apresados otros diez hombres, cuatro de ellos policías de esa provincia.
El sospechoso, identificado como César Ismael Maguna (37), fue detenido por efectivos de la Policía Federal (PFA) en dos allanamientos realizados el martes en esa localidad del partido de Esteban Echeverría.
La sospecha de los investigadores es que al menos seis de los detenidos en el marco de esta causa, entre ellos Maguna, son los mismos que en 2014 y en 2015 cometieron otros dos secuestros extorsivos, cuyas víctimas fueron mujeres y en los cuales se cobraron altas sumas de dinero que se concretaron en dos operativos de pago, al igual que lo que sucedió con la captura de la joven mendocina.
Según las fuentes policiales, la detención de Maguna se concretó el lunes en un taller mecánico de su propiedad ubicado en la calle Gamarra al 800, de Luis Guillón, donde los policías hallaron dos teléfonos celulares, una tablet y unos 3.000 pesos.
En base a la pesquisa realizada, los investigadores creen que Maguna era el jefe de la banda mixta, integrada por delincuentes comunes y policías, que el 23 de febrero secuestró a la hija de un empresario de General Maipú, en la provincia de Mendoza.
En aquel episodio, la víctima fue capturada cuando caminaba por San Martín y Las Heras, de Mendoza capital, por varios hombres encapuchados y con armas largas que, minutos después, comenzaron con las llamadas extorsivas a su padre, a quien le exigieron una suma de dinero como rescate.
Según los pesquisas, en aquel episodio los secuestradores cobraron unos 400.000 pesos en un primer pago y, luego otros 270.000 pesos y 15.000 dólares, en un segundo rescate.
La chica fue liberada sana y salva dos días después de haber sido capturada.
Días después del secuestro, el fiscal Alcaraz pidió la colaboración de la División Antisecuestros de la PFA y logró la detención de cuatro efectivos de la policía mendocina acusados de integrar la banda de secuestradores.
Esos policías apresados fueron identificados como Aníbal Luna, Pablo Bustos, Néstor Miranda y Marcelo Amaya.
La investigación continuó luego en Buenos Aires y el 31 de mayo último se detuvo en el conurbano bonaerense a otros cinco presuntos integrantes de la misma organización, a quienes se les secuestraron armas largas y cortas, municiones, capuchas y radios de comunicación policiales, como así también autos de alta gama y dinero en efectivo.
Finalmente, el 11 de este mes fue apresado en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza otro de los sindicados secuestradores, llamado Héctor Quinteros, a quien se lo acusó de ser el nexo entre los detenidos en Mendoza y los detenidos en Buenos Aires.
Los investigadores, en base a la evidencia obtenida, establecieron que esa organización criminal había sido responsable de dos secuestros extorsivos cometidos en la localidad de Monte Grande, uno de ellos en octubre de 2014 y otro en junio del año 2015.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico