Detuvieron a tres barras de Boca y a un expolicía por la causa de La Salada

Se trata de Ruperto "Toro" Barraza, Santiago Vélez Robles y Marcelo Aravena, todos integrantes de la facción conocida como "La Doce", y Diego Barreda, un exoficial subinspector de la Policía bonaerense que en 1994 ya había sido detenido por encubrimiento en el marco de la causa que siguió al atentado a la mutual judía AMIA.

Tres barrabravas de Boca Juniors y un expolicía bonaerense que estuvo preso por el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) fueron detenidos junto al otro "Rey de la Salada", Enrique Antequera, en el marco de una investigación por una "asociación ilícita" que operaba en el complejo Urkupiña de esa feria, informó ayer la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.
Se trata de Ruperto "Toro" Barraza, Santiago Vélez Robles y Marcelo Aravena, todos integrantes de la facción conocida como "La Doce", y Diego Barreda, un exoficial subinspector de la Policía bonaerense que fue detenido por encubrimiento en el marco de la causa que siguió al atentado a la mutual judía AMIA en 1994.
Según indicó la funcionaria en una conferencia de prensa realizada en la sede de su ministerio ubicada en Gelly y Obes 2289, en el barrio porteño de Recoleta, como resultado de los procedimientos que conformaron el "Operativo Salada 2" fueron apresadas ocho personas en total.
Las detenciones fueron solicitadas por el fiscal Sebastián Scalera, el mismo que en junio pasado encabezó una investigación que terminó con la detención del empresario Jorge Castillo, conocido como "El Rey de la Salada" y administrador del complejo Punta Mogote.
Sin embargo, Bullrich aseguró que las detenciones forman parte de una nueva investigación que no tiene relación con la de Castillo, aunque también incluye los delitos de "coacción" y "amenazas", entre otros.
Los investigadores creen que, al igual que Castillo, Antequera y sus socios exigían dinero a los puesteros que se apostaban en las calles aledañas al complejo Urkupiña para dejarlos trabajar y brindarles una supuesta seguridad.
"Esto es histórico y se logró el desbaratamiento de una asociación ilícita que trabajaba subsumiendo a mucha gente y a muchas voluntades", consideró la ministra, quien además comentó que los allanamientos solicitados por el fiscal Scalera fueron realizados de manera conjunta por Gendarmería Nacional y las Policías de la Ciudad y bonaerense.
En el primero de los 30 allanamientos simultáneos del "Operativo Salada 2" fue detenido Antequera dentro del predio de Urkupiña, a quien se lo sindica como administrador del complejo y es conocido como el otro "Rey de La Salada" junto a Castillo.
Si bien oficialmente dentro del complejo funcionan 2.000 puestos, se cree que en los alrededores del lugar están instalados unos 15.000 puestos que, quienes los alquilan, le tienen que pagar a Antequera un canon por supuesta seguridad y limpieza.
En relación al manejo de la asociación, Bullrich dijo: "había un modus operandi bastante similar" al que llevaba adelante Castillo en el complejo Punta Mogotes, "con aprietes, extorsiones y cobros a todas las personas que trabajaban en esta feria".
La ministra detalló que también fueron detenidos Roberto Ríos y Edwin Saravia Rodríguez, identificados como "socios comerciales" del principal administrador del complejo, quienes también "tenían una dedicación política en la zona de Lomas de Zamora".
En el marco de los operativos también se aprehendió en la localidad de Caseros al exoficial Barreda y al efectivo retirado de la Policía Federal Argentina (PFA), Nelson Dávalos, en el partido de Berazategui.
Respecto a Barreda, Bullrich lo calificó como "una persona tristemente conocida" y señaló que actualmente era "jefe del control externo" en la feria de Urkupiña. "Era el encargado de vigilar a Antequera", aseguró.
Además, la titular de la cartera de Seguridad nacional precisó que los tres integrantes de "La Doce" fueron detenidos durante la madrugada de ayer en la localidad de Villa Centenario y en otros puntos del partido de Lomas de Zamora.
En tanto, voceros del mencionado ministerio señalaron que durante los allanamientos se secuestraron tres pistolas calibre 9 milímetros, tres escopetas calibre 12/70, municiones de diferentes calibres, 15 teléfonos celulares, 35.000 pesos en efectivo, computadoras y documentación de importancia para el caso.
La funcionaria también destacó la coordinación de los efectivos de seguridad en el desarrollo del procedimiento al señalar: "nunca se había logrado un trabajo tan mancomunado de fuerzas trabajando en paralelo".
"Para nosotros es muy importante haber trabajado en equipo, para seguir avanzando sobre mafias que toman el espacio público y que se adueñan de la vida de la gente", concluyó.
Horas después, unas 30 personas que dijeron ser vendedores del complejo Urkupiña se reunieron en la puerta del predio para reclamar que mañana los dejen ingresar para y desligaron a Antequera de la causa.
En ese sentido, algunas consignas inscriptas en los carteles de los manifestantes rezaban: "Quique no es mafioso", "Basta de aprietes políticos" y "Respeten nuestro trabajo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico