Detuvieron a un intendente en San Luis por el crimen de su esposa

El arresto fue concretado ayer, luego de que se entregara a la Justicia un jockey brasileño que corría los caballos del intendente, quien confesó haber participado del homicidio.

El intendente de la ciudad puntana de La Calera, Diego Lorenzetti, fue detenido en el marco de la causa en la que se investiga el crimen de su esposa, Romina Aguilar, asesinada en 30 de enero último en San Luis.
Lorenzetti fue apresado anteanoche tras participar de una marcha que se había organizado en La Calera para reclamar justicia por el homicidio de su esposa, y luego fue indagado en la capital provincial por la jueza que tiene a su cargo la causa, Virginia Palacios.
El arresto fue concretado el miércoles, luego de que se entregara a la Justicia un jockey brasileño que corría los caballos del intendente, quien confesó haber participado del homicidio.
Lorenzetti fue apresado cuando se hallaba junto a su hijo de 16 años tras participar de una marcha que se había organizado en La Calera para reclamar justicia por el homicidio de su esposa, y ayer por la tarde fue indagado en la capital provincial por la juez que tiene a su cargo la causa, Virginia Palacios, pero se negó a declarar y continuará detenido, informaron fuentes judiciales.
La juez Virginia Palacios lo indagó en el marco de la causa por el homicidio de Romina Aguilar (30), asesinada a balazos el 30 de enero último en la ciudad de San Luis.
La detención de Lorenzetti es la segunda en el marco de la causa, ya que el lunes último fue apresado Edivaldo Oliveira Pereira, alias "El brasileño", quien se presentó de manera espontánea ante la Justicia y, al ser indagado, reconoció su participación en el homicidio.
"El Brasileño" es un conocido jockey que corría cuadreras todos los domingos en los espectáculos hípicos del pueblo La Calera y, según la información que se recabó en la investigación, montaba para diferentes patrones, entre ellos Lorenzetti.
El crimen de Aguilar fue cometido alrededor de las 6:40 del sábado 30 de enero, en la puerta de la casa 1 de la manzana 78 del barrio FAECAP, en el norte de la ciudad de San Luis, donde la mujer residía junto a su esposo e hijos.
En momentos en que la mujer acababa de sacar su camioneta Renault Duster negra para viajar a La Calera, donde cursaba el final de la escuela secundaria a través del programa Plan de Inclusión Educativo (PIE), fue sorprendida por dos jóvenes armados que iban en moto.
Los agresores la tomaron de la ropa, la arrastraron unos diez metros por el suelo, le dispararon dos balazos calibre .45, y escaparon en el mismo rodado en el que llegaron y sin robar nada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico