Detuvieron a un policía que se negó a pagar la cuenta de $900 luego de beber cerveza

Pese al hermetismo de las autoridades policiales, El Patagónico logró confirmar ayer que un agente de la Policía del Chubut y ex oficial de la Policía Federal, fue detenido el martes a las 23 en un bar y café del sector de La Loma, en Comodoro Rivadavia. De civil y totalmente alcoholizado se negó a pagar la cuenta. Desde el local llamaron a la policía y fue reducido. Ayer recuperó la libertad después de la audiencia de control de detención. Se investiga si es que el efectivo, que actualmente pertenece a la Brigada de Rawson, sacó el arma de fuego reglamentaria en señal de amenaza.

Un nuevo caso de un policía detenido por un delito en la vía pública. Esta vez fue en Comodoro Rivadavia. Pese al hermetismo de las autoridades policiales locales, ayer El Patagónico confirmó que el policía identificado como C.B., integrante de la Brigada de Rawson fue detenido el martes a las 23 en un café y bar de La Loma por amenazas, luego de no querer pagar los 900 pesos en bebidas alcohólicas que había consumido.
Se trata de un agente de la Policía del Chubut que presta servicios desde 2015 y actualmente trabaja en la Brigada de Rawson. Ha prestado servicios también en la Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia y ahora se encontraba con boleta médica. Antes había prestado servicios en la Policía Federal.
El martes, según la comerciante afectada, las empleadas que atendían el local temieron que algo les pasara cuando el efectivo policial se puso nervioso al no querer pagar la cuenta.
Las empleadas ya se disponían a cerrar cuando el efectivo policial, según la comerciante, no quiso abonar los 900 pesos en alcohol que había bebido durante toda la noche.
La dueña del comercio llamó a la policía y personal de la Seccional Segunda lo detuvo por presuntas amenazas con arma de fuego. El policía de 27 años, según comentaron las fuentes consultadas, "estaba alcoholizado".
"Fue un malentendido con un cliente que no quería pagar", dijo ayer a este diario la comerciante. "Alguien que no quiso pagar, las chicas se asustaron porque estaba violento", graficó.
Para el comercio se trataba de un cliente que no quería abonar, pero finalmente luego se conoció que se trataba de un agente de policía vestido de civil.
C.B. había sido oficial de la Policía Federal en Rawson, donde luego de recibir varios días de arresto por su comportamiento finalmente salió con malos conceptos de la fuerza nacional.
Sin embargo, recaló en las filas policiales provinciales. Egresó del Centro de Instrucción de Comodoro Rivadavia en la promoción de 2015 donde obtuvo un excelente promedio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico