Detuvieron a un segundo sospechoso por el homicidio de Orlando Jurado

Por orden del juez Alejandro Soñis y a partir de la solicitud de la fiscal Camila Banfi, la Brigada de Investigaciones junto a grupos especiales detuvieron ayer a Mauricio Fleitas. Es por su presunta participación en el homicidio ocurrido durante la noche del viernes 10 de febrero en el barrio Pueyrredón. Se trata del cuñado de Diego Aguirre, quien ya se encuentra detenido desde el 11 de febrero como sospechoso de haber sido el chofer que condujo a los asesinos y que les "marcó" la casa de la víctima. Hoy Fleitas será sometido a la audiencia de control de detención.

"Me quieren culpar a mí, igual hoy fuimos a hablar con la abogada y me dijeron que si la fiscal se chifla y me manda a buscar, me vienen a buscar al toque", publicó Mauricio Fleitas en la red social Facebook el último miércoles a las 18:45.
Dos días después la Brigada de Investigaciones al mando de Marcelo Chemin y Pablo Lobos, junto al Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP) y personal policial de la Seccional Cuarta, detuvo a Fleitas al ser considerado uno de los sospechosos del homicidio de Orlando Jurado (76), ocurrido el 10 de febrero a las 23:15 en Cayelli 540 del barrio Pueyrredón.
Fleitas, según fuentes oficiales, es cuñado de Diego Leonardo Aguirre, el hombre que permanece bajo prisión preventiva por la misma causa desde el 11 de febrero.
Para el Ministerio Público Fiscal, la noche del homicidio Aguirre llegó hasta la casa de la víctima al volante de su VW Bora, dominio IRS 840, sin chapa patente delantera y con vidrios polarizados. Un testigo lo vio bajar y caminar hasta la vivienda de Jurado, la cual le señaló a sus acompañantes para luego volver a subirse al vehículo. En consideración de la Fiscalía, Aguirre "marcó" la casa de la víctima ya que la misma no tiene numeración y por su modesta fachada no parecía ser el hogar de un empresario.
De ahí en más entraron en acción dos delincuentes, uno saltó por el techo de la casa y el otro por la reja del patio. Cuando Jurado los vio a través de una ventana, intentó evitar que ingresaran. Se produjo entonces un forcejeo y uno de los individuos le efectuó dos disparos con una pistola 11,25.
Uno de los proyectiles le perforó un pulmón a Jurado, provocándole la muerte a raíz de un shock hipovolémico. Aguirre, según la acusación de la Fiscalía, esperó a los asesinos en la esquina de Colonos Vascos.
Hasta ayer los investigadores no habían podido acercar a nadie más a proceso. Sin embargo, con algunas pruebas informáticas y a la espera de que se confirme un resultado de ADN que se levantó en el VW Bora, la Fiscalía avanzó con la detención de Fleitas, quien al igual que Aguirre también trabaja en un frigorífico.
Fleitas estuvo presente el día de la imputación de Aguirre en la Oficina Judicial y escuchó la coartada de éste que hasta ahora no tuvo sustento ante la Justicia. Argumentó que al momento del crimen se encontraba trabajando con un camión frigorífico y describió el recorrido que esa noche hizo hasta Kilómetro 5.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico