Devoción por la Virgen del Rosario

Bajo el lema "Madre, danos tu mirada de misericordia para vivir como hermanos", cientos de fieles católicos protagonizaron a media tarde de ayer la tradicional peregrinación de 15 kilómetros que une esta ciudad con Cañadón Seco, para venerar a la Virgen del Rosario.

Caleta Olivia (agencia)
La santa, cuyo día se celebra oficialmente el 7 de octubre, es considerada la patrona de diferentes localidades del país y en su nombre se construyeron templos, iglesias y capillas, como la que existe en Cañadón Seco, donde los peregrinos llegaron luego de dos horas de caminata y asistieron a una misa oficiada por los sacerdotes Néstor Zubeldía, Raúl Domínguez y Piero Santilli.
La marcha comenzó poco antes de las 15 desde la capilla Virgen del Milagro, ubicada en el barrio Nuevos Pobladores, y la imagen de la virgen fue llevada en el auto particular del vecino Pedro Valdés, quien desde hace ya 18 procesiones tiene a su cargo esa misión.
En principio la caminata concentró la participación de 300 personas, pero a medida que avanzaba se fueron sumando más peregrinos de todas las edades, incluyendo a ciclistas y mamás con bebés que trasladaban en cochecitos.
En esta ocasión también se observó la presencia de un grupo de jóvenes pertenecientes a la agrupación scout "José Hernández" de Pico Truncado, en tanto que fue meritorio el apoyo brindado por patrulleros de la Policía provincial, como así también inspectores de la División Tránsito y de la Dirección de Protección municipal.
A medida que se cubría el trayecto, la gente rezaba dando gracias por bendiciones, o bien realizaba peticiones, al tiempo que también llamó la atención que a través de los altoparlantes una de las organizadoras del evento religioso solicitó a los empresarios de la zona una mayor responsabilidad social a favor de las comunidades patagónicas donde ejercen su actividad.

RESEÑA HISTORICA
A todo esto, resulta oportuno mencionar que históricamente la devoción a Nuestra Señora del Rosario se remonta al año 1571 con la Batalla de Lepanto. Ante el avance de los turcos a la Europa Cristiana el Papa Pío V, que pertenecía a la orden de Santo Domingo, pidió el rezo del Rosario para obtener el triunfo cristiano, lográndolo y atribuyéndole el mismo, a la intercesión de la Virgen María. Esto lo llevó a instituir oficialmente la fiesta de Nuestra Señora del Rosario el día 7 de octubre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico