Di Pierro y Buzzi plantearon la "nulidad" de las causas en su contra

Continúa el debate oral y público en el juicio por incumplimiento de los deberes de funcionario y desobediencia judicial a que tiene en el banquillo de los acusados al ex gobernador de Chubut Martin Buzzi y al ex intendente de Comodoro Rivadavia, Néstor Di Pierro. Hoy ambos pidieron la nulidad de todo lo actuado y el desistimiento de la querella.

En una nueva jornada del juicio contra los ex intendentes de Comodoro Rivadavia Martín Buzzi y Néstor Di Pierro, las defensas plantearon cuestiones previas como el "pedido de desistimiento de la parte querellante" y el de "nulidad de todo lo actuado". Cabe señalar, que los dos ex funcionarios son investigados por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y desobediencia judicial.

Ante el planteo de la defensa, en contraposición el fiscal sostuvo que el querellante tiene el carácter de víctima y cumple con los requisitos y respecto de la nulidad que sea rechazada ya que no puede plantearse la nulidad por la nulidad misma; y pidió que se continúe con el debate. Por su parte, la querella adhirió en todo a lo planteado por el fiscal.

Sin responder de inmediato a los planteos, el juez definió el pase a un cuarto intermedio, por lo cual el próximo viernes 26 a las 12.00 horas recién se dará a conocer su resolución a los planteos de hoy.

DESISTIMIENTO DE LA QUERELLA

En un primer lugar la defensora del ex gobernador de Chubut Martín Buzzi argumentó que el bien jurídico protegido en el caso por los delitos enrostrados (incumplimiento de los deberes de funcionario y desobediencia judicial), corresponde a la Administración Pública y no el privado Idalio Dos Santos Pires. Por lo que solicitó que se dicte el desistimiento de la querella por no presentarse sin justa causa al debate; y que además se violó las formas establecidas en el Código Procesal de "contar con un poder especial para la presente causa y no con un poder general enmascarado de poder especial".

Por su parte el defensor de Di Pierro también argumentó en dicho sentido que el poder debe ser especial y que debe llevar los datos particulares de la persona que va a querellar. Al igual que advirtió la no presencia del querellante José María Ferreira de las Casas, y así se podría admitir la presencia de cualquier persona como querellante, sostuvo.

En contraposición a lo expuesto, el fiscal sostuvo que si bien el bien jurídico protegido es la Administración Pública además la causa tiene víctima indirecta. Además afirmó que no hay abandono de querella ya que la misma puede ser iniciada y requerida por poder especial a mandatario. Este poder especial fue confeccionado y realizado ante mandatario público, escribano a nombre de José María Ferreira de las Casas, Ignacio Ferreira de las Casas y Luciana Ferreira. Fue realizado por privado Idalio Dos Santos Pires para demandar y querellar a funcionarios y empleados Municipales por la transferencia del Lote 65 en litigio del Barrio Industrial, es decir tiene el carácter de víctima y cumple con los requisitos.

En tanto, la querella sostuvo que el poder presentado era basto y suficiente por lo cual solicitó se tenga como parte querellante.

PEDIDO DE NULIDADES

Como segundo planteo la defensora de Buzzi planteó la nulidad absoluta de todo lo actuado por violación de garantías constitucionales de defensa en juicio y debido proceso. Se violó el derecho a ser oído de cualquier persona inculpada de un delito, garantizada en la Constitución Nacional y en los Pactos Internacionales de Derechos Humanos. Y recordó que en la audiencia de apertura de investigación no asistieron los imputados, es decir no pudieron ser oídos. Esto vulnera el derecho de defensa, produciendo un estado de indefensión y por ello no debe validarse. A partir de esa audiencia de apertura, consideró que se han violado todos los actos posteriores, es un acto nulo de nulidad absoluta y de todos los actos posteriores, concluyó.

En coincidencia, el defensor de Di Pierro argumentó que es obligatorio que el imputado debe estar presente y que el juez tiene la obligación de traer a los imputados a los fines de la validez del acto. Solicitando el sobreseimiento de su pupilo y que éste debe ser extensivo a todos los consortes del proceso.

Por su parte, el fiscal en contraposición sostuvo que lo "primero que debe evaluarse ante una nulidad es ver si quién la solicita no la ha causado". Quienes confirieron el mandato a sus defensores para no estar presentes en la audiencia de apertura fueron los propios imputados Buzzi y Di Pierro, expresaron su voluntad clara y libre el hacerse representar en la audiencia por sus defensores de entonces, López y Herrera. Nadie puede alegar su propia torpeza y la doctrina de los actos propios tiene una íntima relación con la buena fe, acotó el fiscal. Asimismo sostuvo que cada uno es responsable por los actos que realiza y los efectos que produce. Ningún derecho se ha cercenado ya que el Código Procesal Penal establece en su art. 94 que el imputado de cierto tipo de delito no quiere asistir, se puede hacer representar por un letrado. Es decir, que los imputados podían venir pero eligieron libremente no hacerlo. Por lo cual concluyó que la nulidad planteada por las defensas era carente de fundamento absoluto, por lo tanto solicitó sea rechazada y se continúe con el juicio.

Finalmente, la querella solicitó se rechace la nulidad. El juez penal resolvió un cuarto intermedio hasta el próximo viernes al mediodía cuando dará a conocer su resolución.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico