Dictaron cuatro meses de preventiva para el presunto asesino del remisero

Miguel Angel Sotelo fue imputado por "homicidio en ocasión de robo" y le dictaron cuatro meses de prisión preventiva. El joven de 18 años está acusado de asesinar a Fernando Andrés Schmidt, quien murió de 20 puñaladas ayer por la madrugada.

Este mediodía se llevó a cabo la audiencia de control de detención y apertura de investigación por el crimen a Fernando Andrés Schmidt, de 35 años, quien trabajaba en la remisería "Aleisa" y fue asesinado de 20 puñaladas en la madrugada del domingo, cuando realizaba un viaje al barrio La Floresta de Comodoro.

La audiencia de control de detención contra Miguel Angel Sotelo, de 18 años, se llevó a cabo este mediodía en la Oficina Judicial y estuvo presidida por la jueza penal Raquel Tasello. La fiscalía fue representada por el fiscal Héctor Iturrioz, mientras que el detenido fue asistido por los defensores públicos Esteban Mantecon y Vanesa Vera.

Luego de varias horas de audiencia, la jueza Tasello declaró legal la detención de Sotelo y decidió imputarlo por "homicidio en ocasión de robo", dictándole de esta forma cuatro meses de prisión preventiva. Además, se otorgó el mismo plazo para llevar a cabo la investigación del caso.

Por otro lado, los detenidos Claudio Alberto Huilipan, de 29 años y Jesús Leonardo Aguilar, de 24, fueron imputados por "robo simple en concurso por encubrimiento". De esta forma se decidió disponer de cuatro meses para la investigación y dictarle medidas sustitutivas a los dos. Ambos recuperaron la libertad.

Fernando Andrés Schmidt tenía 35 años, trabajaba en la remisería "Aleisa" y fue asesinado con gran ensañamiento en la madrugada del domingo cuando realizaba un viaje al barrio La Floresta de Comodoro Rivadavia.

En la jornada de ayer se efectuaron múltiples tareas investigativas y en horas de la tarde se realizó el allanamiento y detención de la persona sospechada como probable autor del crimen, identificado como Miguel Ángel Sotelo.

Se realizó una "recorrida fotográfica" con el operador de la agencia de remis para procurar la identificación de la última persona que abordó el remis, apenas diez minutos antes del pedido de ayuda por parte de la víctima. El testigo identificó a un sujeto, más tarde, el análisis de las cámaras de seguridad confirmaría la identidad por lo que la Fiscalía pidió al juez de turno la autorización del allanamiento y detención del sospechoso.

Mientras que otros dos hombres fueron detenidos con anterioridad cuando intentaban robar las cámaras de seguridad de la agencia de remis, se trata de Claudio Alberto Huilipan, de 29 años y Jesús Leonardo Aguilar, de 24 años, con domicilio en La Pinta al 3.500 del barrio San Martin. A los dos se les dio ingreso por robo y encubrimiento agravado.

20 PUÑALADAS

A las 10:30 de la mañana del domingo comenzó la autopsia, pese a las dificultades que tuvo que afrontar la medica forense del hospital ante el corte de agua, y finalizo cerca de las 14 horas, inmediatamente fue entregado el cuerpo a la familia.

Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen, que según los resultados de la autopsia determinó que Schmidt recibió 20 puñaladas, ninguna de ellas afectó órganos vitales sino que la muerte sería producto de la intensa hemorragia.

HUILIPÁN Y AGUILAR ASEGURARON QUE NO CONOCEN A SOTELO

Los dos detenidos por "encubrimiento" y ante la posibilidad de que hayan intentado hacerse de las cámaras de seguridad de la remiseria Aleisa, Claudio Alberto Huilipan y Jesús Leonardo Aguilar hicieron uso de su derecho a declarar hoy y aseguraron que no conocían a Sotelo.

"Ellos indicaron que no tenían conexión con el hecho, que estuvieron toda la noche en un local nocturno y que salieron a robar, dicen que no conocen a Sotelo", sintetizó el fiscal Héctor Iturrioz en Radio Del Mar. Desde Fiscalía no creen en esta versión y hacen hincapié en las "contradicciones" que se desprendieron de sus relatos. En el caso de Huilipani, exigieron prisión preventiva porque en sus antecedentes aparece que siempre es declarado en rebeldía.

"Pero para la doctora Raquel Tasello no estaban dadas las condiciones y no le otorgó la preventiva, es una definición grave porque antes nunca se presentó ", solo deberá presentarse cada tres semanas ante la justicia. Aguilar, por su parte quedó libre, no presentaba antecedentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico