Dictaron pedido de captura a nivel nacional para Ávila Maya

Se escapó el sábado a la noche de la seccional Segunda de Comnodoro, donde cumplía condena por el crimen de Santiago Blanco. Hasta el momento no hay novedades sobre su paradero.

Lucas Emanuel Ávila Maya fue condenado a 17 años de prisión - en setiembre del 2015 - por el homicidio de Santiago Blanco, ocurrido el 5 de agosto de 2014 durante un asalto a la vivienda familiar del empresario metalúrgico.

El jefe de Operaciones Especiales de la Unidad Regional de Policía, Cesar Brandt, informó esta mañana que hasta el momento no hay novedades sobre su paradero, tras haberse escapado el pasado sábado - en horas de la noche - de la seccional Segunda de Comodoro Rivadavia.

No obstante, Brandt indicó a El Patagónico que durante la jornada de ayer quedó formalizado el pedido de captura a nivel nacional, con el objetivo de agotar todas las instancias para encontrarlo y teniendo en cuenta, que si bien Ávila Maya tenía domicilio en Comodoro, era oriundo de la provincia de Mendoza, por lo que no se descarta que haya intentado irse de la ciudad.

Mientras tanto, el Área de Asuntos Internos de la Policía realiza una investigación para establecer si la fuga se trató de una negligencia o un descuido del personal de turno.

LA FUGA

Avila Maya no había alcanzado a cumplir ni un año de los 17 por los que lo condenaron a pasar tras las rejas cuando el sábado aprovechó un descuido del "interno" (el policía encargado de cuidar a los presos) y escapó por el techo de la Seccional Segunda. El cuidador habría salido a tirar la basura en ese momento, aunque todo es materia de investigación por parte de las autoridades.

Avila apiló siete sillas plásticas mientras sus compañeros realizaban la limpieza de la sala de visitas y así llegó hasta los barrotes del techo del patio. Hizo fuerza y logró doblegarlos. Salió por los techos y saltó el paredón de un vecino por la calle Viamonte. Un hombre alertó a la guardia de la comisaría y salieron a correrlo. Dicen que los policías lo alcanzaron a observar, pero se les perdió en la oscuridad.

Rápidamente se montó un operativo cerrojo en los accesos y egresos de Comodoro Rivadavia, pero hasta anoche no habían podido atraparlo. Ayer los investigadores presumían que todavía se encontraba en esta ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico