Diego Aguirre fue dado de alta en Psiquiatría y deberá volver a un lugar común de detención

Diego Aguirre, quien está imputado junto a su cuñado Mauricio Fleitas por el homicidio del empresario de la carne, Orlando Jurado, fue dado de alta del área de Salud Mental del Hospital Regional y deberá volver a cumplir prisión preventiva en un lugar común de detención. El juez ordenó que sea en la Seccional Tercera, donde deberán suministrarle la medicación y el tratamiento sugerido por los profesionales de la medicina.

La audiencia de la que participó Diego Aguirre se efectuó el miércoles y al solo efecto de determinar el lugar donde deberá continuar cumpliendo la medida de prisión preventiva que le fue impuesta hasta el 12 de agosto. Hasta el momento, Aguirre se encontraba internado en Psiquiatría del Hospital Regional y fue dado de alta.
Dicha audiencia fue presidida por el juez natural Alejandro Soñis. La Fiscalía fue representada por el funcionario Ricardo Carreño, mientras que el imputado fue asistido en esta ocasión por la defensora pública, Lilián Bórquez.
De la audiencia también participaron la licenciada en psicología, Mariana Sánchez, y la médica forense, Magalí Fuscagni.
El imputado fue dado de alta en el Servicio de Salud Mental del Hospital Regional y en la audiencia se analizó el informe elaborado por dos profesionales del Cuerpo Médico Forense. En ese acto, el juez aclaró que no sería materia de discusión la prisión preventiva que viene cumpliendo Aguirre, sino su lugar de detención, si permanece en Psiquiatría o si podrá seguir cumpliéndola en un lugar de detención común.
A su turno, Carreño confirmó que tomó conocimiento del informe e indicó que ya se resolvió la situación de privación de libertad de Aguirre, el mismo deberá seguir cumpliendo la medida de coerción en un lugar de detención común, en una comisaría o en la alcaldía.
Mientras, la psicóloga del Cuerpo Médico Forense se refirió a las dos entrevistas que tuvo con Aguirre, una en abril y otra en junio. Sobre la primera dijo que solicitaron la intervención del Servicio de Salud Mental, porque había un estado visible de vulnerabilidad.
Sobre la segunda que se realizó afirmó: "fue visible la mejoría en cuanto a su estado de ánimo, donde se mostró lúcido y orientado en tiempo y espacio".
También pudo acceder a su Historia Clínica y su evolución dentro del área de Salud mental, donde transita un trastorno de ansiedad generalizada.
La profesional concluyó que Aguirre está en condiciones de ser externado y sugirió que el lugar de detención donde deba estar "no le genere demasiado estrés" y debe seguir acompañado de la medicación que se le suministra y el seguimiento psicológico.
A su turno, la defensora sostuvo que desde el 9 de junio Aguirre no recibió tratamiento terapéutico, no fue visto por ninguna profesional del Servicio de Salud. Ni la Alcaldía, ni ninguna Comisaría sería el lugar apropiado para tratar las dolencias que las profesionales señalan que tiene. En razón de ello solicitó que se mantenga la internación de Aguirre hasta tanto se pueda evaluar la posibilidad de su arresto domiciliario.
Tras escuchar a las partes el juez penal resolvió que sea trasladado a la Seccional Tercera con un detalle sobre los medicamentos y el tratamiento psicológico que sigue Aguirre. Ello por cuanto no hay posibilidades de seguir alojándolo en el Hospital Regional debido a que fue dado de alta en el área de Salud mental.
Asimismo, se encomendó al jefe de la Seccional Tercera un especial cuidado de la integridad física de Aguirre y del tratamiento con medicación que debe cumplir.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico