Diego Serrano terminó detenido por un tiroteo dos días después de ser condenado en libertad por un homicidio

Diego Armado Serrano fue condenado el jueves a 12 años de cárcel por el homicidio de Anahí Copa, pero permanecía en libertad hasta que la condena quede firme. Sin embargo, el mismo día en que fue condenado, la policía allanó su vivienda. Fue luego de haber sido denunciado el domingo 5 de junio de tirotearle la vivienda a un habitante del barrio Laprida. El fiscal Adrián Cabral no pidió su detención en ese momento, pero ayer sí lo hicieron la fiscal Camila Banfi y el funcionario fiscal Cristian Olazábal quienes tuvieron en cuenta su peligrosidad y la extensa pena que deberá cumplir. Su hermano Juan Julio Serrano, presunto cómplice del ataque armado, tiene pedido de captura.

Transcurrida una semana del tiroteo a una vivienda del barrio Laprida donde se denunció como autor a Diego Armando Serrano (28), la Brigada de Investigaciones concretó su detención ayer en horas de la mañana en su domicilio de la Calle 1 del barrio San Cayetano. Fue por pedido de los fiscales Camila Banfi y Cristian Olazábal, a quienes les asignaron la causa el viernes.
Sin embargo, quedó al descubierto los distintos criterios que aplican los fiscales para solicitar una orden judicial. Al momento de la denuncia por el ataque armado contra la casa de Laprida, la investigación estuvo a cargo del fiscal Adrián Cabral. Este pidió la orden de allanamiento al domicilio de los hermanos Serrano, pero no la detención.
El allanamiento se concretó el mismo jueves en que Diego Serrano fue condenado a 12 años de prisión, aunque el tribunal decidió respecto a esa causa que continúe en libertad hasta que la sentencia quede firme.
Sobre el incidente armado de Laprida, Banfi y Olazábal tuvieron otro criterio y consideraron que eran suficientes los elementos de prueba para detenerlo. Así, la aprehensión de Diego Serrano, autorizada por la juez Gladys Olavarría, se cumplió ayer y será sometido mañana a la correspondiente audiencia de control de detención en la Oficina Judicial.

AMENAZAS Y TIROTEO

El incidente se originó en las primeras horas del sábado 4 de este mes cuando según la denuncia, Diego Serrano y su hermano Juan Julio Serrano concurrieron a la casa de su cuñado, identificado por la policía como Daniel "Paco" Ruiz, quien reside en la calle Martinica 542 de Laprida.
A bordo de un Toyota Corolla –dominio FCT 023- interceptaron a un vecino del sector quien había salido a comprar junto a un amigo. Según la denuncia en la Subcomisaría de Laprida, los ocupantes del vehículo color champagne quisieron robarle la campera y este se defendió diciéndoles: "vení, sácamela". Se produjo una pelea en la que los hermanos del San Cayetano recibieron una dura golpiza en el frustrado robo.
Sin embargo, la víctima denunció que Diego Serrano lo amenazó diciéndole que iba a volver y que lo iba a matar.
La promesa se cumplió al día siguiente, es decir el domingo 5, de madrugada. Alrededor de la 1 fue tiroteada la vivienda de la víctima, en la calle Bogotá al 200. En ese momento el dueño de casa estaba con un amigo quien alcanzó a reconocer el Toyota Corolla de los Serrano.
Personal policial a cargo del subcomisario Alexis López inició la investigación en la que secuestraron ocho vainas de bala de distintos calibres. Vecinos atestiguaron que escucharon varios estampidos.
El fiscal Cabral intervino en la causa y solicitó al juez de turno dos órdenes de allanamiento que se cumplieron el jueves, una en la casa de los Serrano y otra en el domicilio de su cuñado.
En la casa de la familia Serrano sólo se secuestró la cartuchera de una pistola y el fiscal no solicitó la detención del peligroso individuo. También se requisó el Toyota Corolla sin encontrar elementos incriminatorios.
Lo curioso fue que mientras allanaban su casa, Diego Serrano comparecía en la Oficina Judicial donde fue condenado a la pena de 12 años de prisión por su participación en el homicidio de Anahí Copa, ocurrido el 8 de diciembre de 2015 en el barrio Quirno Costa. En esa causa también fue condenado como autor material Rodrigo Soto quien recibió una pena de 13 años y viene cumpliendo prisión preventiva.
Anahí Copa amamantaba a su bebé cuando un disparo que estaba dirigido a la casa vecina de la familia Nieves, atravesó la pared de chapa de su precaria vivienda y terminó con su vida.

DETENIDO

El viernes la causa de Laprida fue asignada a la fiscal Banfi y al funcionario fiscal Olazábal, quienes trabajaron con el personal de la Brigada de Investigaciones a cargo del subcomisario Juan Carrasco y el oficial principal Pablo Lobos. Con las mismas pruebas, pero otros fundamentos requirieron en menos de 24 horas las detenciones de los hermanos.
El procedimiento que contó con la colaboración de la división de Infantería se efectuó ayer a partir de las 11. Diego Serrano fue aprehendido en su domicilio de la Calle 1 y fue alojado en un calabozo de la Seccional Sexta, a disposición de la justicia. Su hermano Juan no fue hallado y al cierre de esta edición persistía su pedido de captura.
Sobre este último pesa una condena de 2 años y 2 meses de prisión que todavía no comenzó a cumplir. La misma es de cumplimiento efectivo y desde la Fiscalía se desconoce la falta de su ejecución.
Los fiscales imputarán a Diego Serrano por los delitos de robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda en grado de tentativa, en concurso real, con abuso de armas, adelantaron fuentes oficiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico