Diez días de preventiva a los dos detenidos por el asalto en San Cayetano

Hoy se realizó la audiencia de control y apertura por el robo doblemente agravado ocurrido ayer que tiene como coimputados a Ariel Soto y Matías Ibanosky.

Por el ilícito acontecido el pasado 23 de junio del presente se desarrolló esta mañana en sede de los tribunales penales ordinarios la audiencia de control de detención y apertura de la investigación que tiene como coimputados a Ariel Soto y Matías Ibanosky.

La fiscal requirió se les formalice el hecho en base a la calificación legal de "robo doblemente agravado por ser cometido con arma, en poblado y en banda" y se establezca la prisión preventiva de ellos; en tanto que la defensa que no se formalice y la libertad de ambos.

Finalmente la jueza penal resolvió declarar legal la detención de Soto e Ivanosky ya que la misma fue realizada en flagrancia. En base a los elementos de convicción suficiente y la calificación legal del hecho, "robo doblemente agravado por ser cometido con arma blanca, en poblado y en banda", decidió formalizar la apertura de investigación preparatoria, dando por anoticiados del hecho y la calificación legal que se les imputa, y por asegurada su defensa técnica. Resolviendo finalmente la prisión preventiva de ambos por diez días en base a la gravedad del hecho y los peligros procesales de fuga y entorpecimiento. Asegurando que la medida de coerción solicitada no atenta contra el principio de inocencia.

El acto fue presidido por Mariel Suárez, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Cecilia Codina, fiscal general; en tanto que la defensa de los imputados fue ejercida por Cristina Sadino y Vanesa Vera, abogadas de la Defensa Pública.

EL HECHO

Ayer aproximadamente a las 2:30 de Soto e Ibanosky fueron detenidos por la policía de la Seccional Sexta, por asaltar a una mujer mientras dormía en su vivienda del Código 821 al 1.800 del barrio San Cayetano.

Los delincuentes le derribaron la puerta de la vivienda mientras la víctima dormía y fue abordada por dos hombres y una mujer. Uno de los encapuchados la amenazó con un cuchillo y le quitaron el teléfono celular.

La dueña de casa logró aportar datos concretos a la policía sobre la vestimenta de los delincuentes. De ese modo efectivos de la Seccional Sexta lograron detenerlos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico