Dilma recibió la antorcha olímpica y advirtió: "sabemos luchar"

Durante el acto de recepción de la antorcha olímpica en el Palacio de Planalto, Rousseff subrayó que tiene "la certeza de que un país cuyo pueblo sabe luchar por sus derechos y sabe proteger su democracia es un país donde las Olimpíadas tendrán el mejor éxito de los próximos meses".

Durante la recepción de la llama olímpica en Brasilia, Dilma Rousseff garantizó que los Juegos Olímpicos que en agosto tendrán lugar en ese país serán "los más exitosos" de la historia, a pesar de que el país atraviesa un período "verdaderamente crítico".
"Conocemos la inestabilidad política. Incluso conviviendo con un período difícil, muy difícil de la Historia y de la historia de la democracia, Brasil sabrá convivir con la mejor recepción de todos los atletas y visitantes extranjeros porque creamos las condiciones para eso", dijo la mandataria.
Durante el acto de recepción de la antorcha olímpica en el Palacio de Planalto, Rousseff subrayó que tiene "la certeza de que un país cuyo pueblo sabe luchar por sus derechos y sabe proteger su democracia es un país donde las Olimpíadas tendrán el mejor éxito de los próximos meses".
"Nosotros sabemos que lo que vale es la lucha. Y nosotros sabemos luchar. Somos todos olímpicos", exclamó y se refirió también al tema de seguridad durante el evento, que culminará el 21 de agosto, y dijo que el país garantizará la seguridad de atletas, delegaciones y turistas. "Invertimos mucho en inteligencia, incluso firmando acuerdos y compartiendo informaciones con agencias internacionales (de inteligencia)", afirmó.
La antorcha recorrerá 300 ciudades y será trasladada por unas 12.000 personas hasta llegar al mítico estadio Maracaná de Rio el 5 de agosto para dar inicio a los primeros Juegos Olímpicos que se realizan en América del Sur.
El titular del Comité Olímpico Brasileño, Carlos Arthur Nuzman, entregó la antorcha a Rousseff, quien la cedió a la capitana de la selección brasileña de vóleibol, Fabiana Claudino.
La campeona olímpica Claudino descendió la rampa del Palacio del Planalto como la primera "transportadora" de la antorcha que hoy recorre Brasilia, la primera de las 327 ciudades que visitará hasta el 5 de agosto, cuando arribe al estadio Maracaná de Río de Janeiro.
La presidenta declaró la semana pasada estar "triste" porque en agosto posiblemente no estará al frente del gobierno y la ceremonia de apertura de los Juegos contará con la presencia de su posible sucesor, el vicepresidente Michel Temer.
Está previsto que la semana próxima el Senado apruebe el inicio del juicio político de Rousseff, quien automáticamente será obligada a licenciarse del cargo por hasta seis meses.

INVESTIGACION DE OPOSITORES

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, pidió ayer a la corte suprema abrir investigaciones para determinar la veracidad de acusaciones de corrupción contra el líder de la oposición, Aecio Neves, al grupo de parlamentarios más cercano al vicepresidente Michel Temer y al tesorero de la campaña de la presidenta DIlma Roussef, Edinho Silva, hoy vocero del gobierno.
Según se informó ayer oficialmente, las investigaciones requeridas por la Procuradoría General de la República (PGR) tienen que ver con la delación premiada del senador Delcidio Amaral, quien perteneció al Partido de los Trabajadores(PT) y está acusado de obstruir a la justicia por organizar la fuga de un ex directivo de Petrobras, Néstor Cerveró, un ex aliado suyo dentro de la empresa petrolera.
El pedido del fiscal general involucra al senador Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), debido a que fue involucrado por Amaral en corrupción en la empresa estatal de energía Furnas, con sede en el estado de Minas Gerais, y en haber trabajado con el Banco Rural de Belo Horizonte para tener un crédito ilegal para campaña no declarado.
Otro pedido de investigación hecho por el fiscal general golpea al Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) del vicepresidente Michel Temer, quien la semana que viene puede asumir el cargo en caso de que el Senado apruebe la destitución por 6 meses de la presidenta Rousseff hasta un veredicto final de su juicio político.
También se pide abrir otra investigación contra el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, aliado de Temer, ya procesado en el Supremo Tribunal Federal por corrupción.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico