Dilma, a un paso del juicio político: el Gobierno calificó al proceso de "golpe"

La comisión, integrada por 65 diputados, se aprestaba a votar el informe presentado por el diputado instructor, Jovair Arantes, quien ha recomendado que se avance hacia un juicio contra la presidenta por maniobras fiscales consideradas ilegales

La comisión parlamentaria que analizaba si existen méritos jurídicos para iniciar un juicio político contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, comenzó ayer en el Congreso, en Brasilia, una sesión que acabaría en horas de la madrugada con una votación crucial para el futuro del proceso.
La comisión, integrada por 65 diputados, se aprestaba a votar el informe presentado por el diputado instructor, Jovair Arantes, quien ha recomendado que se avance hacia un juicio contra la presidenta por maniobras fiscales consideradas ilegales, pese a la opinión contraria del gobierno, que califica el proceso de "golpe".
El legislador aseguró en su intervención que las denuncias contra la mandataria "son de una elevada gravedad", y añadió que su decisión de recomendar que el proceso continúe se fundamentó en "los serios indicios de delitos cometidos desde la Presidencia", referidos a maniobras fiscales consideradas ilegales que permitieron maquillar los resultados del Gobierno en 2014 y 2015.
El abogado general del Estado brasileño, José Eduardo Cardozo, respondió a su turno que el proceso "está viciado", es "nulo" y viola "el derecho a la debida defensa".
"Es absurdo destituir a una presidenta que no ha cometido delitos ni ha robado un centavo. Y un proceso como ese, sin delito ni dolo, será un golpe de Estado", declaró, para apuntar que "la historia no perdona" y "no olvidará esto".
Si el informe presentado por Arantes es aprobado por una mayoría simple, pasará al pleno de la Cámara de Diputados, que lo votará a lo largo de tres sesiones que se espera que comiencen el próximo viernes y concluirán el domingo.
Ante la posibilidad de concentraciones a favor y en contra del proceso, se han instalado vallas de dos metros de altura a lo largo de un kilómetro, entre la sede del Congreso y el inicio de la llamada Explanada de los Ministerios.
El gobierno -con el ex presidente Lula da Silva como ministro con designación suspendida por la justicia- negocia contrarreloj con posibles nuevos aliados de la administración Rousseff con el fin de que voten contra el juicio político el próximo domingo. La oposición necesita 342 votos para cubrir los dos tercios requeridos por la Constitución para elevar el proceso al Senado, que es la cámara juzgadora.
La dirección del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) del vicepresidente Michel Temer decidió pasarse a la oposición, pero su bloque de Diputados tiene bastantes fieles al gobierno, como el jefe de la bancada, Leonardo Picciani.

"EL VICEPRESIDENTE
PREPARA EL GOLPE"
El gobierno brasileño calificó ayer por primera vez de "golpista" al vicepresidente Michel Temer, quien quedó envuelto en un nuevo escándalo luego de que se difundiera el audio de un discurso que pronunció y en el cual se manifestó como si ya fuera una hecho la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, quien afronta un proceso de juicio político.
"El discurso grabado por Temer revela la trama golpista que el vice y su grupo vienen demostrando hace semanas", dijo el ministro a cargo de la Secretaría de Gobierno, Ricardo Berzoini, a la prensa brasileña.
Berzoini, articulador político de la presidenta, afirmó que Temer "está confundiendo la investigación de un eventual crimen de responsabilidad en un juicio político con una elección indirecta, está disputando votos y transformó el proceso en una elección indirecta y este audio demuestra las características golpista del vice".
En el audio divulgado a parlamentarios aliados, Temer dice que "es necesario darle prestigio a la inversión privada" y advierte que en caso de tener que asumir el momento económico demandará "sacrificios" pero aclara que "hay que "esperar el resultado de la votación del Senado".
La oficina de prensa de Temer indicó que el audio fue filtrado por error.
En el audio, Temer da por descontado que la Cámara de Diputados -en sesión prevista para el domingo- aprobará el juicio político y lo elevará al Senado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico