Diputada neuquina acusa a centrales obreras de ser funcionales a Macri

"El gobierno de Macri no podría haber sobrevivido a su primer año de gestión si no hubiera contado con la connivencia de la CGT unificada y las dos CTA" sostuvo ayer Patricia Jure, diputada nacional neuquina del Partido Obrero inserto en el Frente de Izquierda, quien arribó Caleta Olivia para mantener reuniones con sus referentes partidarios que en esta ciudad están liderados por Omar Latini.

Caleta Olivia (agencia)
Jure, docente de profesión y protagonista directa de la manifestación de abril de 2007, reprimida violentamente por la policía de su provincia causando la muerte del maestro Carlos Fuentealba, respondió a numerosas consultas periodísticas sobre la actualidad regional y nacional.
Entre otras cosas, señaló que las recientes renuncias de Isela Constantini a la presidencia de Aerolíneas Argentinas y la de Alfonso Prat-Gay al Ministerio de Economía representan el fracaso del improvisado programa que está llevando adelante el Poder Ejecutivo que encabeza Mauricio Macri, contra la clase trabajadora.
Para fundamentar sus dichos, afirmó que está claro que los empresarios le están pidiendo más "pruebas de amor", como "mayor devaluación, rebajar aún más los costos laborales e ir a fondo con los tarifazos", pero advirtió que si ello ocurre "habrá una impresionante convulsión social".
En ese contexto, acusó a las centrales obreras de "hacer la plancha", destacando que si se efectúa un análisis de lo que sucedió a lo largo de 2016 queda en evidencia que la burocracia sindical acompañó a la Alianza Cambiemos.
"El gobierno de (Mauricio) Macri no hubiera podido sobrevivir a su primer año de gestión si no hubiera sido por la connivencia de la CGT, ahora unificada, y las dos CTA", cuestionó la legisladora, afirmando además que solo han resistido algunos "sindicatos recuperados" de esos esquemas que dividieron a los trabajadores y no dan tregua en su lucha por la dignidad laboral.

PANORAMA REGIONAL
En otro orden, resaltó que llegaba a Santa Cruz para expresar su apoyo a los trabajadores que son "víctimas de brutales ajustes", como el caso de los estatales o lo petroleros. Incluso se solidarizaba con los de Tierra de Fuego que fueron víctimas de una represión al oponerse al recorte del presupuesto, al congelamiento de salarios y a nuevas políticas de previsión social.
También citó que en su provincia de origen hay serias situaciones de conflicto, como en el ámbito petrolero, donde el dirigente sindical –y senador nacional por el MPN- Guillermo Pereyra no opuso resistencia al despido de casi 1.700 operarios, en tanto que los docentes no tuvieron aumento en el segundo semestre dado que solo se les concedió un bono que representa una exigua suma fija.
Es por ello que –afirmó-, el Partido Obrero y todo el espectro del Frente de Izquierda, se mantendrá firme "frente los ajustadores que están de uno y otro lado del mostrador", englobando en esa terminología no solo a los sectores políticos que conforman la Alianza Cambiemos, sino también a los que se identifican como mayorías opositoras en el ámbito parlamentario y son "colaboradoras", ya que poco o nada hicieron para eliminar el impuesto a las Ganancias, impedir exagerados beneficios a las mineras y tarifazos en servicios públicos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico