Diputados aprobó el proyecto de contratación público-privada

Esta iniciativa es considerada prioritaria por el Gobierno nacional, debido a que permitirá la concreción de contratos públicos-privados para atraer inversiones en obras de infraestructura y que podría constituir un fuerte incentivo para empresas internacionales.

La Cámara de Diputados aprobó por 151 votos a favor, 77 en contra y 6 abstenciones, el proyecto de ley que promueve la participación público-privada en las obras públicas. El proyecto volverá ahora en revisión al Senado, para que debatir sobre las modificaciones que aprobó Diputados.
Esta iniciativa es considerada prioritaria por el Gobierno nacional, debido a que permitirá la concreción de contratos públicos-privados para atraer inversiones en obras de infraestructura y que podría constituir un fuerte incentivo para empresas internacionales.
Se trata de una iniciativa que habilita la asociación público-privada para atraer inversiones en obras de infraestructura muy costosas, como acueductos, el sistema de frenos automáticos a todos los trenes, reparación de redes viales y de rutas en todo el país.
De este modo, la iniciativa -que ya había recibido media sanción del Senado- deberá volver a la Cámara alta debido a los cambios introducidos al texto por Diputados.
Las modificaciones incluidas fueron propuestas por el massismo, el Bloque Justicialista, organizaciones pymes y la CGT, y apuntaron principalmente a la participación de empresas y pymes nacionales en un 33% para asegurar y potenciar la generación de empleo.
Por el FPV, que votó en contra de la iniciativa, el diputado Axel Kicillof sostuvo que el proyecto forma parte de las "leyes neoliberales" con las que el gobierno nacional pretende "cerrar el año".
Enfatizó que la iniciativa es "de interés para el proyecto neoliberal que está implementando" el Gobierno, "de manera solapada".
El ex ministro de Economía kirchnerista dijo que "se desnacionaliza, se desestatiza" y advirtió que "como está planteado el proyecto, casi cualquier obra y servicio que realizaría el Estado ahora va a aparecer como una iniciativa privada".
Sostuvo además, que con este tipo de medidas "nos van a seguir endeudando".
UNA LEY
"PRIVATIZADORA"
En tanto, el diputado de Izquierda, Pablo López, consideró que el dictamen con modificaciones fue solo un "maquillaje" y consideró que se trata de "una ley (planteada) ante la desesperación de que no vienen inversiones para entregar los manejos a los extranjeros".
Por su parte, el diputado del Partido Solidario-SI, Carlos Heller, reconoció que algunos aspectos del proyecto "mejoran" el texto original, pero no cambian el eje porque "sigue siendo un proyecto que apunta a la privatización, a profundizar las políticas de privatización", y sostuvo que "debería llamarse 'proyecto de pérdida de soberanía nacional'".
Por el lado de la izquierda, Myriam Bregman rechazó el proyecto y reiteró que el nivel de entrega de esta ley "es sólo comparable a la que estableció el pago a los fondos buitre", a la vez que advirtió que, a pesar de las modificaciones que tuvo el texto, "sigue vigente la prórroga de jurisdicción y el arbitraje" y advirtió: "No se puede discutir de corrupción en programas de televisión y después aprobar leyes como éstas".

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico