Diputados emitió dictamen para Ganancias tras las modificaciones al proyecto oficial

Mauricio Macri avaló que se introdujeran nuevas deducciones como los alquileres, viáticos, como le exigía la CGT, y que se mantenga la deducción por cónyuge que el proyecto original proponía eliminar.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados debatía consiguió ayer dictamen de mayoría sobre el proyecto de modificación del Impuesto a las Ganancias, al imponerse con el número de firmas a otros cuatro despachos emitidos por la oposición; por lo que el tema quedó en condiciones de ser debatido el martes próximo por el plenario de la Cámara.
En el dictamen se incluyeron las modificaciones propuestas por gran parte de la oposición.
El presidente de la comisión, Luciano Laspina, confirmó una serie de cambios al dictamen del oficialismo como la incorporación de un impuesto al juego y deducciones por alquileres, viáticos y por cónyuge.
"Vamos a incluir un impuesto indirecto a las apuestas y un impuesto directo a las máquinas tragamonedas de manera que se pueda compensar en parte el costo fiscal", anunció Laspina al presidir la reunión de la comisión.
El dictamen del interbloque Cambiemos también estipula una actualización de las escalas del régimen de monotributo con una suba del 50 por ciento.
En el caso de los alquileres de viviendas, se proponen deducciones de hasta un 40 por ciento del valor y con un tope de 4.000 pesos mensuales o 48.000 pesos mensuales, mientras que las deducciones por viáticos, "un viejo reclamo de la CGT", tendrán un "tope" sujeto a reglamentación de la AFIP.
En tanto, el diputado oficialista desestimó incorporar impuestos a los plazos fijos y a los dividendos, tal como proponían distintos bloques de oposición, entre otros instrumentos para gravar la renta financiera.
Por otra parte, el Frente Renovador, el bloque Justicialista, el Peronismo para la Victoria y los diputados misioneros de Maurice Closs se pusieron de acuerdo y consensuaron un dictamen en común, que propone elevar a 49 mil pesos el mínimo no imponible.
El nuevo costo fiscal de la reforma en Ganancias subía anoche hasta $7.000 millones, Para compensarlo en parte, el gobierno ofreció crear un impuesto doble sobre los tragamonedas: se gravará la tenencia de las máquinas por parte de las empresas y el valor unitario de la apuesta que hace cada jugador. Este tributo, de todas formas, aparecía más como un componente político para compensar los costos de la reforma.
A pesar de la falta de acuerdo y las presiones de última hora, el gobierno tendrá la reforma en Ganancias que la semana pasara parecía trabada. Anoche se debatían un abanico de dictámenes: el del oficialismo, el massista, el del bloque justicialista de Bossio, el del Frente para la Victoria y quizá alguno de la izquierda.
Por encima de todas las negociaciones fe preponderante la presión de los gobernadores para que el propio macrismo no ceda mas ante el resto de la oposición. De hecho las provincias deben resignar el 50 % de la recaudación que caerá por el costo de modificar Ganancias sobre los salario. Esa fue la garantía de éxito que tuvo al gobierno al contar con el apoyo de los gobernadores para no ceder en una suba mayor del mínimo no imponible.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico