Diputados de izquierda criticaron a la oposición por no acompañar leyes a favor de los trabajadores

Los diputados nacionales Miriam Bregman, Victoria Donda y Claudio Lozano apuntaron ayer contra los otros legisladores de la oposición que, bajo el argumento de que se "afecta la transición", no participaron de la sesión especial que se desarrolló el jueves en la Cámara baja para tratar proyectos de leyes que benefician a los trabajadores.

Bregman, diputada del PTS en el Frente de Izquierda, afirmó que los que "deben dar explicaciones" son los legisladores de "la oposición conservadora" que eligió no ser parte del debate de "proyectos importantísimos" que dan respuesta "a reclamos de trabajadores".
"La que tiene que explicar qué tenía de distinto esta sesión, es la oposición conservadora; ellos son los que tienen que explicar por qué no fueron a votar la cláusula de conciencia para los trabajadores de prensa, por qué no fue a votar que se indemnice a los trabajadores de Canal 13, por ejemplo", aseveró la diputada en declaraciones formuladas a Radio Mitre.
En ese marco, cuestionó también al Frente para la Victoria (FpV) por haber "dejado para último momento todos estos proyectos y, así, haber hecho peligrar la respuesta a reclamos de los trabajadores".
De todos modos, celebró que, con la aprobación dada ayer por la Cámara de Diputados a un conjunto de iniciativas, "los trabajadores del Hotel Bauen, los telefónicos, los de Gas del Estado, hoy sientan que están un poquito más cerca de eso por lo que vienen luchando y reclamando desde hace mucho tiempo".
Además, la diputada nacional por el Frente de Izquierda buscó dejar en claro que su bloque acompañó los proyectos con los que estaba de acuerdo y votaron en contra de los que no.
En la misma línea, la diputada nacional Victoria Donda, de Libres del Sur, negó que los proyectos aprobados ayer no hayan sido discutidos y sostuvo que, por el contrario, se trataba de iniciativas en las que se venía trabajando "desde hace ocho o cinco años".
"Es mentira que son leyes que no se discutieron; fueron muy discutidas e incluso fueron firmadas por legisladores que ayer no participaron de la sesión", aseveró la legisladora de Libres del Sur en declaraciones a radio El Mundo.
En este sentido, sostuvo que lo que a ella la motivó a prestar quórum para que ayer se pudiera sesionar fue "defender los intereses de los trabajadores", algo que -indicó- la impulsa en su tarea legislativa desde que ingresó al cuerpo, hace ocho años.
En ese marco, cargó contra quienes la tildaron de "traidora" por haber participado ayer de la sesión y se preguntó "cómo no iba a participar de una sesión en la que se discutía, por ejemplo, la expropiación del Hotel Bauen, algo por lo que se había peleado durante tantos años".
El diputado nacional Claudio Lozano, de Unidad Popular, también defendió ayer la sesión en la que se aprobó una serie de proyectos que benefician a trabajadores con el voto del oficialismo, bloques aliados y de otras fuerzas de centroizquierda, y afirmó que "no afecta a la transición resolver problemas de los trabajadores".
"La transición entre un gobierno y otro no se afecta por resolver el problema del pueblo de Río Turbio, por darle participación en las ganancias a los trabajadores, por resolver las injusticias que se dieron en los regímenes de propiedad participativa de los trabajadores de las ex empresas públicas privatizadas Gas del Estado, SEGBA y Agua y Energía, o por devolverles justicia a los trabajadores del Bauen", expresó Lozano.
De esta forma, el legislador de Unidad Popular justificó la participación de su bloque, junto a otros como el FIT y Proyecto Sur, en la sesión convocada por el FpV y que estuvo interrumpida por algo más de dos horas por falta de quórum (129 diputados presentes).
"No hay que ser hipócritas: los que no estuvieron es porque no están de acuerdo con resolver los problemas de los trabajadores", insistió Lozano en declaraciones a radio El Mundo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico