Disminuye la congestión en la frontera de Venezuela y Colombia tras su reapertura

El tránsito de ciudadanos de Venezuela hacia Colombia se produjo ayer con "más calma" que el sábado, cuando fue reabierta la frontera y cruzaron el límite cerca de 58.000 venezolanos, muchos de los cuales no regresaron, informaron fuentes oficiales colombianas.


"No ha habido hoy una entrada masiva como el sábado; hoy hay más calma; así va a ser durante todo el día y gradualmente va a ser así durante los próximos días", afirmó el defensor del pueblo del departamento colombiano Norte de Santander, Jorge Villamizar.
El funcionario explicó a la emisora Blu Radio que los venezolanos "de pronto pensaron que (la reapertura de la frontera) era por un solo día" y por eso el sábado "la gente se aglomeró y vino bastante gente".
También la Defensoría del Pueblo del estado venezolano Táchira indicó en su cuenta de Twitter que estaba verificando una "tendencia a normalizar flujo y procesos" en el movimiento fronterizo.
Unos 58.000 venezolanos pasaron el sábado por los seis puentes ubicados en los departamentos colombianos Norte de Santander, La Guajira, Arauca y Vichada -que limitan con los estados venezolanos Zulia, Táchira, Apure y Amazonas-, reportó Migración Colombia.
Solo por los tres puentes habilitados en Norte de Santander ingresaron 53.000 venezolanos y de ellos habían regresado 47.400 al momento de cerrarse el paso, a las 20, tras haber estado abierto desde las 5.
Por el paso Paraguachón, en La Guajira, ingresaron unas 1.400 personas y solo salieron poco más de 100. Allí, los que cruzaron más temprano fueron recibidos con chocolate caliente y pan por los 120 policías y 70 soldados del Ejército desplegados en el lugar, informó el diario El Heraldo.
Asimismo, por Arauca ingresaron unas 3.100 personas y por Vichada 215, y regresaron, respectivamente, 2.800 y 202.
En su gran mayoría, los venezolanos se dirigieron a supermercados y farmacias para comprar los alimentos básicos y los remedios que en su país solo se consiguen a veces y a precios exorbitantes, debido al desabastecimiento.
La "apertura gradual" de la frontera, implementada el sábado, fue acordada el jueves pasado por los presidentes colombiano Juan Manuel Santos y venezolano Nicolás Maduro.
El límite, de más de 2.200 kilómetros, había sido clausurado el 19 de agosto de 2015 por Maduro con el objeto de combatir el contrabando, el narcotráfico y el paramilitarismo, según dijo.
El mes pasado fue abierto provisoriamente durante tres jornadas en las que 165.000 venezolanos cruzaron a comprar alimentos y medicamentos, pero luego las autoridades colombianas anunciaron que permanecería cerrado hasta la reapertura definitiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico