Doce barras 'xeneizes' no podrán ingresar a los estadios por dos años

Doce barrabravas de Boca Juniors, entre ellos sus jefes Rafael Di Zeo y Mauro Martín, no podrán ingresar a ningún estadio por el término de dos años, según dispuso Guillermo Madero, director de Seguridad de Espectáculos Futbolísticos.
La medida de "restricción de concurrencia administrativa" fue comunicada ayer mediante el Boletín Oficial del Ministerio de Seguridad de la Nación, y está vinculada con la causa que se les abrió en 2016 por haber encubierto a Maximiliano "Mey" Oetinger, imputado por un secuestro.
La aplicación del derecho de admisión alcanza a doce barras de Boca, entre ellos los jefes de "La 12", Rafael Di Zeo y Mauro Martín.
Es la primera vez que se aplica esta medida desde la creación del dictamen que emitió el Gobierno para combatir la violencia en el fútbol, difundido días atrás, y que prohíbe el ingreso de los doce involucrados a todos los estadios de la República Argentina por el término de dos años.
La medida hace referencia a la causa caratulada "Calviño Guillermo y otros s/asociación ilícita", abierta en 2016 por haber encubierto a Maximiliano "Mey" Oetinger, integrante de la primera línea de "La 12", la barra brava del club de la Ribera, imputado por secuestro.
Los otros diez barras que no podrán ingresar a los estadios son César Arrieta, Cristian Roblero, Carlos Santa Cruz, Alberto Trípodi, Carlos Maciel, Antonio Viñales, Ariel Pinazzi, Miguel De Santis, Gustavo Iglesias y Eduardo Aballay, todos castigados con la misma pena (la máxima pena posible), de 24 meses de prohibición de concurrencia a espectáculos deportivos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico