Docente y estudiantes en contra del arancelamiento a la salud para extranjeros

Docentes, investigadores sociales y estudiantes de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, se pronuncian en contra del arancelamiento a la salud para personas extranjeras.

Desde la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, docentes, investigadores y estudiantes lanzaron una misiva en contra del arancelamiento a la salud para personas extranjeras.

A continuación el pronunciamiento completo:

"Por un derecho a la salud sin fronteras

Entre los días 22 y 23 de mayo, en la ciudad de Comodoro Rivadavia, circuló por distintos medios de comunicación, la noticia de que un grupo conformado por autoridades del Hospital Regional de la ciudad junto a distintos funcionarios públicos, se encuentran analizando la posibilidad de cobrar un arancel a personas extranjeras por el uso del servicio de salud pública.

Ante la posibilidad de que este proyecto naciente siga adelante, desde distintos espacios de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco en los que se investigan problemáticas sociales, sentimos la responsabilidad de manifestar ciertos aspectos que no son tenidos en cuenta a la hora de expresarse tan livianamente sobre el derecho a la salud.

En primer lugar, en caso de que se lleve adelante este proyecto tan vagamente detallado, los funcionarios involucrados estarían vulnerando el Derecho Humano al acceso a la salud sin restricciones, establecido en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de la ONU de 1948, y a los derechos que poseen los grupos extranjeros en nuestro país de acuerdo a los artículos 6° y 8° de la Ley Nacional N° 25871. Esta ley, sancionada en el año 2003 y promulgada en el 2004, significó un claro avance en la materia, marcando un antes y un después en cuanto a los derechos de los grupos migrantes, reemplazando a la ley entonces vigente, conocida como "Ley Videla", de la época de la última dictadura cívico-militar. Además, esto se replica dentro de nuestro territorio provincial, en donde la Constitución, en su Artículo 6º se expresa "No se dictarán leyes o reglamentos que disminuyan la condición del extranjero ni que lo obliguen a mayor contribución fiscal que la impuesta a los nacionales".

Por otra parte, es de público conocimiento que nuestro Hospital Regional sufre una profunda crisis. La explicación brindada en los artículos publicados, apunta a vincular el origen de esta situación con las personas que llegan de otros países, sobre todo limítrofes. Estas afirmaciones omiten análisis críticos de una realidad mucho más profunda y compleja, instalando y reavivando el odio a personas solo por su origen. Este tipo de declaraciones y acciones por parte de algunos funcionarios públicos, dificulta profundamente la búsqueda de estrategias ya que desvían de manera deliberada el eje de la discusión, ocultando los múltiples motivos que desde hace años han provocado el vaciamiento de la salud pública y excusando al Estado de su responsabilidad de garantizar y defender el derecho a la salud.

Por último, en la historia de la ciudad, muchas veces los vaivenes económicos, propios de la producción petrolera, nos han llevado a épocas de bonanza y a otras de mayores dificultades. Coincide que es en estas situaciones de crisis cuando se reavivan los prejuicios hacia los grupos migrantes, estigmatizándolos, fomentando la violencia y alentando la xenofobia. La inflación, los tarifazos, los despidos y los recortes presupuestarios profundizan las desigualdades sociales. Si además, se realizan este tipo de declaraciones por parte de funcionarios públicos, se está legitimando la exclusión social. Desde la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco docentes e investigadores hemos instalado en la agenda académica, pero también en la agenda pública, la temática de la discriminación y xenofobia, que se agrava en distintos ámbitos públicos vinculada a la violencia en sus distintas expresiones. Por eso sentimos la responsabilidad de hacer estos señalamientos a la hora de diagramar políticas públicas, cuyo fundamento debe ser consecuencia de un análisis más profundo.

Creemos que es responsabilidad del Estado tanto garantizar el libre acceso de toda la comunidad a la salud pública como brindar un servicio de calidad (infraestructura, insumos, recursos humanos, etc.), es en ese sentido que deberían estar orientadas las políticas destinadas a revertir la crisis del Hospital Regional y de la Salud Pública en general.

Debería ser esta época una oportunidad para reconocernos como sociedad heterogénea, diversa en su composición originaria y actual, apuntando a crecer como comunidad, en donde el acceso a la salud no sea solo un privilegio de algunos sino el derecho de todos los habitantes que pisan este suelo. Construir entre todos un Comodoro más equitativo, inclusivo y solidario es el desafío sin fronteras que nos debemos proponer".

Embed


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico