Docentes no pueden dictar clases por paro de porteros

Miles de alumnos en toda la provincia continúan sin asistir a las escuelas, a pesar de que el gremio docente decidió levantar la medida de fuerza tras aceptar el aumento salarial propuesto por el gobierno provincial. La suspensión de clases se debe a que los auxiliares de la educación afiliados a ATE llevan adelante un paro, exigiendo que se reabra la paritaria a los estatales.

Caleta Olivia (agencia)

En esta ciudad suman más de 20 las escuelas en las que los docentes no pueden dictar clases, ante la medida de fuerza acatada por los auxiliares de la educación (porteros y personal de maestranza).
En pocos establecimientos estos trabajadores se turnan para llevar adelante el reclamo, asistiendo uno o dos de ellos para mantener la limpieza en algunas aulas y baños.
A modo de ejemplo, en la Escuela primaria 74 de Caleta, en el turno mañana solo tuvieron clases los chicos que asisten a 4º y por la tarde lo hicieron los de 1º.
A media mañana de ayer, en el hall del Hospital Zonal de esta ciudad los trabajadores y dirigentes gremiales de ATE ofrecieron una conferencia de prensa en la que informaron los pormenores del paro que afecta a toda la provincia.
El secretario general de la filial local, Carlos Garzón, dijo que el principal objetivo es darle a conocer a la comunidad la situación que atraviesan. "La gente salió a 'matarnos' por todos lados porque no saben la situación que vivimos", manifestó.
Al mismo tiempo sostuvo que "es un paro contundente en toda la administración pública, en los hospitales y en los centros integradores comunitarios, contabilizando más de seis meses en medida de fuerza, sin respuesta del gobierno provincial".
Garzón también consideró que al gobierno "no le importan la sociedad, la salud, la educación, ni las políticas públicas de inclusión y desarrollo social del pueblo. Por eso queremos llamar al diálogo y reflexión a la gobernadora Alicia Kirchner, para dejarle en claro que arreglar la cuestión salarial no garantiza el normal funcionamiento del estado".
"Nosotros felicitamos el acuerdo de los docentes porque lo resolvieron democráticamente, pero estamos parando más de veinte establecimientos educativos con la medida de fuerza que realizan los auxiliares de educación", afirmó.

"NO NOS VAMOS
A RESIGNAR"
El dirigente gremial fue contundente al señalar que "reafirmamos nuestras convicciones y no nos vamos a resignar, ni levantar las medidas de fuerza hasta que los compañeros salgan de la pobreza en la cual están inmersos culpa de UPCN, APAP y el gobierno provincial".
En este punto, vale recordar que hace varias semanas los paritarios de los dos últimos gremios mencionados aceptaron el aumento salarial propuesto por el Ejecutivo provincial, dándose por cerrada la negociación a pesar que ATE no estaba de acuerdo, considerando el aumento como "una burla".
Por eso se dirigió a los vecinos de Caleta y sostuvo que "la obligación y responsabilidad de que la salud, la educación y las reparticiones públicas funcionen es de la gobernadora porque ella es quien debe dar respuestas a los problemas de los trabajadores y del pueblo".
Además, pidió al Ejecutivo provincial que "reflexione y convoque al diálogo porque ATE no va resignar ninguno de los reclamos. Estamos desde hace 34 días acampando afuera de Casa de Gobierno y eso no se va a levantar si no hay respuestas".
A todo esto, el gremio cumple con 168 horas de paro que finalizará mañana a la noche. "Creemos que esta semana habrá novedades, pero si la situación sigue igual el paro va a seguir", indicó.
Finalmente, criticó que "algunos irresponsables trabajan con un solo auxiliar de educación por turno", poniendo de ejemplo que "en un jardín de infantes con ocho aulas, dos baños y un salón compartido la limpieza está a cargo de un solo auxiliar".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico