Docentes pararon por reclamos salariales y destacaron un "acatamiento excelente"

El Gobierno insistió en que no está dispuesto a reabrir la paritaria docente por entender que los aumentos otorgados al sector educativos fueron "significativos". Según Bullrich, hubo un "acatamiento dispar" en la medida de fuerza de ayer.

Gremios docentes llevaron a cabo un paro nacional con protestas en reclamo de la reapertura de las paritarias y destacaron que el acatamiento fue del 90 por ciento, aunque el gobierno desestimó esa cifra y calculó que, en realidad, "rondaría en el 50 por ciento".
Para el secretario general de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, la huelga tuvo un "acatamiento excelente", que llegó al "90 por ciento en todo el país".
Los siete sindicatos docentes realizaron un paro en diferentes puntos del país y marcharon al Palacio Pizzurno para pedir mejoras salariales, al tiempo que advirtieron sobre la "grave situación educativa" por la cual atraviesa el país.
"Hay una fuerte decisión de los docentes de parar y así poder plantear la disconformidad con el sistema educativo nacional", sostuvo y señaló: "cada vez que paramos se cree que es por los salarios, pero el común denominador es un sistema educativo que tiene que funcionar en plenitud".
En declaraciones a radio Belgrano, Romero cuestionó: "vamos a llegar a 2017 con un salario inicial de $9.672, pero hoy un trabajador no puede vivir con un salario menor a $20 mil". "Haremos también un paro el viernes 2 de setiembre y seguiremos profundizando nuestras medidas de fuerza, hasta tanto seamos escuchados y tengamos una solución por parte del ministro de Educación, que está ejerciendo su gestión a espaldas de los docentes", advirtió.
Por su parte, el Gobierno insistió en que no está dispuesto a reabrir la paritaria docente por entender que los aumentos otorgados al sector educativos fueron "significativos". Según Bullrich, hubo un "acatamiento dispar" en la medida de fuerza de ayer, mientras consideró que "rondaría en el 50 por ciento", de acuerdo con los datos aportados por las jurisdicciones.
"En San Juan, por ejemplo, se indicó una adhesión al paro del 90 por ciento, pero todas las escuelas privadas estuvieron abiertas", resaltó. El funcionario enfatizó: "Nosotros llamamos a agotar todas las instancias porque no queremos que la escuela estatal, que es la verdadera herramienta de progreso, esté cerrada".
"Se van a profundizar los conflictos que existen si no se toman en serio los debates que se están dando en el marco de un contexto muy complejo", afirmó la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, a horas de haber iniciado el paro nacional por la reapertura de paritarias y la continuidad de los planes educativos.
Sobre las declaraciones del ministro de Educación Esteban Bullrich, quien sentenció ayer que no se reabrirán las paritarias porque el aumento brindado estaba acorde con las necesidades actuales, Alesso respondió: "el ministro está hablando del piso salarial que cobran el 8 por ciento de los docentes (de 8.500 pesos); para los demás, el aumento fue menor", y advirtió que "tampoco se cumplió la reapertura de paritarias -que constaba en las actas- ni con lo contemplado en formación docente".

CALIDAD EDUCATIVA
En tanto, Alesso al ser consultada sobre el informe de la OCDE vinculado a la calidad educativa que sostiene que Argentina está deteriorada en la lecto- comprensión, Alesso advirtió no es "casual" que esos informes sean publicados "en Clarín cuando se está por hacer un paro". Además, la docente explicó que "esas pruebas las hacen los países que lucran con la educación y la privatizan, no los que sostienen la educación pública".
La titular de la Ctera explicó que "los países que mejor educación tienen son los que invierten en el sistema y no los que los privatizan"; y sumó que "si existe desigualdad, y los chicos no van a la escuela porque tienen hambre, seguramente esa calidad también baja".
La sindicalista se mostró de acuerdo con la propuesta oficial de ampliar el horario escolar pero opinó que tiene indicios de que se marcha en la dirección contraria. "No vamos hacia eso porque se está tratando de sacar la jornada extendida para poner deportes en clubes de barrio para que el negocio lo hagan otros, y la plata salga de las escuelas y no vaya a la educación", dijo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico