Doctor Strange hechicero supremo

Desde este jueves en estreno simultáneo con las principales salas del país, se exhibe el film del director Scott Derrickson que adapta a la pantalla grande el cómic de Marvel creado por Stan Lee y Steve Ditko en 1963.

El doctor Stephen Strange es neurocirujano brillante y talentoso, pero también arrogante y vanidoso. Tras sufrir un terrible accidente, sus manos quedan dañadas, lo que arruina su carrera.

Después de varias intervenciones quirúrgicas, sus manos consiguen recuperar una movilidad parcial, pero insuficiente para poder volver a operar. Forzado a abandonar definitivamente su profesión, Strange decide realizar un viaje de sanación al Himalaya en busca de una nueva cura para su lesión. Conocerá entonces a El Anciano, quien le enseñará que el mundo en el que vive es una realidad entre muchas. Strange descubrirá así un mundo oculto de dimensiones mágicas, y durante su entrenamiento se revelarán sus poderes psíquicos, los cuales utilizará para combatir al mal.


Hechizero


La película se rodó en Londres, Nueva York, Katmandú (Nepal) y Hong Kong. El Departamento de Arte fue fundamental para lograr cada aspecto. El Departamento albergaba a 49 personas que trabajaban dibujando, esculpiendo, realizando maquetas a mano o imprimiendo en 3D. En el transcurso de la película se crearon unos 800 dibujos, 3.000 dibujos conceptuales y 40 maquetas de platós. Los entornos que se crearon para la película se inspiraron en el estilo del cómic de Steve Ditko.

Se construyeron 21 platós para el rodaje. Hubo muchos platós físicos impresionantes, incluyendo el de mayor tamaño, el patio del Kamar-Taj y la calle que medía 48 por 24 metros. En el departamento de vestuario se necesitaron hasta 100 personas durante la preparación del rodaje. La silueta de la Capa de Levitación es muy importante en el mundo del cómic de Marvel y la creación de la capa fue el mayor reto que asumió el departamento de vestuario de Alexandra Byrne, que necesitó a 20 personas para realizar el trabajo. Se tuvieron que realizar 18 capas para usarlas en diferentes momentos del rodaje. Una de las lentes de las cámaras utilizadas en tenía su propia historia cinematográfica ya que se utilizó en "Lawrence de Arabia" (1963).

Algunas escenas de interior se rodaron en el histórico Exeter College, que forma parte de la Universidad de Oxford. J.R.R. Tolkien fue uno de los personajes conocidos que se graduó en Exeter. Las escenas de la calle de Hong Kong, una de las secuencias de acción más difíciles jamás realizadas por los Estudios Marvel, se rodaron en varias fases de destrucción: al principio estaban limpias y después se iban deteriorando poco a poco. Es lo contrario de lo que ocurre en la película ya que pasan de estar destruidas a estar limpias. Así que fue necesario envejecerlo todo, desde los rótulos de las tiendas a los vehículos. Para crear esa sensación de destrucción se utilizaron 350 toneladas de escombros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico