"Donde toquen un puesto laboral, nos van a tocar a todos y tronará el escarmiento"

Trabajadores petroleros de Sarmiento, Río Mayo, Río Gallegos, Las Heras, Caleta Olivia y Pico Truncado, sumados a las columnas de todas las representaciones gremiales con actividad en Comodoro Rivadavia confluyeron ayer en la rotonda de ruta 3 y 26 donde los gremios de la actividad hidrocarburífera convocaron el acto central en defensa de las fuentes de trabajo y contra el ajuste que se pretende implementar también en los yacimientos de la región. Acompañados por referentes de la dirigencia política en todos sus estamentos, se hizo hincapié en un "bloque de poder" y el reclamo viró a advertencia: "donde toquen un puesto laboral nos van a tocar a todos y tronará el escarmiento".

Alrededor de 40.000 trabajadores se congregaron pasadas las 10 de la mañana de ayer en el cruce de las rutas nacionales 3 y 26 para plantear la defensa a los puestos laborales. Aunque desde el palco los referentes gremiales y políticos habían reiterado en más de una oportunidad que no se trataba de un acto "contra nadie, sino a favor de la región", los coros de los manifestantes cuestionaron directamente al Gobierno nacional y sus políticas económicas, dejando sonar en el aire la motivación de cada gremio ajeno a la actividad que se plegó de lleno a la medida, convirtiendo a Comodoro en la primera ciudad que le hace un paro a la administración conducida por Mauricio Macri.

TIRAN DE LA CUERDA
El acto arrancó luego del mediodía con la voz del diputado provincial y referente petrolero Carlos Gómez, que dio lectura al documento elaborado por las organizaciones sindicales de Comodoro y flanco norte santacruceño, fundamentando los motivos del paro y movilización en defensa de los puestos de trabajo y la economía de la región.
El texto subrayó despidos e inestabilidad "por la actitud irresponsable y mezquina de cada una de las operadoras", aunque la crítica amplió el blanco cuando subrayó que la de ayer fue una medida no petrolera sino colectiva, porque "se han perdido miles de puestos de empleo en este trimestre, se siguen tomando medidas que atentan contra el poder adquisitivo y profundizan las necesidades de los sectores más vulnerables. Todo agravado con el aumento generalizado de los precios".
Se planteó entonces que "consideramos urgente, como la CGT y la CTA nacional, adoptar medidas de naturaleza socioeconómica para que la soluciones no se dejen liberadas al mercado o a la promesa de un derrame de la riqueza" subrayando que es con cada "trabajador en su puesto laboral que se discute en cualquier mesa".
"Nos preguntamos qué necesidad tenían las operadoras de tirar tanto de la cuerda" leyó Gómez y, subrayando que no permitirán que las operadoras que tanto se han enriquecido con el petróleo de los chubutenses no cumplan con sus compromisos, afirmó que "hemos consolidado un bloque de gestión, un bloque político, de poder, que defiende los intereses colectivos de un Comodoro que cada día nos une más, por eso donde toquen un puesto laboral nos vana tocar a todos y tronará el escarmiento".

¿QUIEN VA POR QUIEN?
José Llugdar, titular del gremio jerárquico de la actividad, sostuvo a su turno que mientras a los sindicalistas se los acusó de no acompañar al modelo nacional y los trataron de desestabilizadores, "yo pregunto quién no acompaña a quién".
"En Río Gallegos tenemos los buques abarrotados de petróleo, en Santa Cruz es la misma circunstancia, nos echan gente en todos lados, siguen con despidos. Yo pregunto ¿quién va por quién?" manifestó para que pedir que se trabaje en la misma sintonía y unidad que llevan adelante los gremios, porque es la única alternativa.
"No me cabe duda que están preocupados, porque acá está toda la clase trabajadora, que se preocupe quien se tenga que preocupar cunado vienen por nuestra cabeza" advirtió.

DIALOGUISTAS
SI, SUMISOS NO
Jorge Taboada, referente del Sindicato Camionero y diputado nacional, consideró la fecha comodorense como demostración de "que cuando los trabajadores se unen no hay forma de enfrentarlos". Valoró que en el mes de agosto la CGT será una sola y con una agenda clara para discutir "para que el gobierno empiece a dar respuesta de inmediato", señalando entre esos planteos la necesidad de resolver la emergencia ocupacional "porque están echando miles de trabajadores, también resolver el Impuesto a las Ganancias de forma inmediata y las asignaciones familiares", entre otros puntos.
"Si alguno tiene la intención de cagar a los trabajadores que lo piense dos veces, esta es la respuesta que le vamos a dar a los que pretenden quedarse con los puestos de los laburantes" dijo Taboada para advertir que el gobierno nacional no debe confundir ser dialoguista con no atreverse a pelear. "Que no se confundan: si no resuelven las cosas en forma inmediata salimos a la calle y clavamos un paro por tiempo indeterminado, sino son capaces de garantizarnos los puestos laborales; que no confundan ser dialoguista con ser débil, porque esta es la respuesta", advirtió.

RECLAMO PARITARIO
Jorge Avila, dirigente de los petroleros de base, subrayó el rol del poder político en este reclamo admitiendo que "sin los políticos no hubiésemos llegado donde estamos", aunque también planteó el protagonismo de la comunidad al sostener que es mérito de la ciudad que se hayan renovado tres equipos en las horas previas.
"Es mérito de una ciudad que se puso de pie para poder llevar al reclamo, recorrimos todos los despachos y hoy logramos consensos que nos permiten ir para adelante" señaló y reconoció que "aún quedan muchos problemas para resolver: en 2015 todavía teníamos dignidad y trabajo y es lo que queremos seguir teniendo, no pedimos otra cosa. Vamos a ir por el aumento salarial, pero no porque el gobierno y los empresarios lo quieran dar, sino porque los trabajadores merecen una recomposición después de la devaluación y todo lo que se le dio al capital. Que sepan que no vamos a renunciar a nada y vamos a reclamar lo que corresponde. Nos prometieron salario y revolución productiva y vamos a discutir una ley antidespidos, es una vergüenza porque Argentina retrocede" fustigó.
El intendente Carlos Linares tuvo el párrafo de cierre considerando que la movilización fue un ejemplo para el país, que ponía en duda el alcance de la misma. Tras agradecer a todos los trabajadores, sostuvo que "las operadoras tienes que poner lo que tienen que poner, no somos más la variable de ajuste de nadie. Esto es el comienzo de la lucha de Comodoro y norte de Santa Cruz, un día histórico en el que le mostramos a la Argentina qué ciudad tenemos: somos todos uno, si tocan a un obrero nos tocan a todos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico