Dos comercios de calle España se inundaron con líquidos cloacales

Ocurrió ayer por la tarde en la esquina de esa calle y Sarmiento. "De repente comenzó a salir olor a 'popó' y un mar de líquido cloacal" inundó el local, contó una de las comerciantes afectadas por el desborde.

Los locales "Polo Club" y "Maminka" se vieron afectados por agua de cloaca a pesar que un camión Vactor de la SCPL efectuaba tareas en la zona céntrica. El líquido nauseabundo contaminó una importante cantidad de mercadería en dichos comercios que debieron interrumpir la atención al público.
Las comerciantes de ambos negocios -ubicados sobre España y Sarmiento- no podían contener la cantidad de líquido que comenzó a brotar de las bocas de desagüe de la cocina y el baño. En segundos, el agua de cloaca y el fuerte olor ganaron todos los rincones de los locales y hasta arruinaron mercadería.
La contingencia se produjo alrededor de las 17 cuando los estudiantes del Colegio María Auxiliadora –que se encuentra frente a los comercios– salían de clases y junto a sus padres tenían que sortear el líquido que atravesaba la vereda y corría por la acera.
Esa esquina de Sarmiento y España se convirtió en un caos debido a que se encontraba detenido sobre la calle un camión Vactor de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), y el transito se volvió lento. A ello hay que sumarle la doble filas de vehículos que estacionan sobre España en paralelo al mencionado colegio, y reduce la calzada.
La propietaria de "Polo Club", Virginia Pérez, contó a El Patagónico que a las 14:30 un camión chupa efectuó tareas de desobstrucción en la boca de tormenta que se encuentra en la esquina de su local.
Con el secador en sus manos, la comerciante graficó: "de repente comenzó a salir un olor a 'popó' y entonces ahí cerramos la puerta. De la nada yo fui a buscar algo a la cocina y empezó a salir un mar de líquido cloacal".
El agua nauseabunda que salía de los desagües del baño y la cocina inundó el local rápidamente y comenzó a contaminar a su paso la mercadería que se encontraba apoyada sobre el piso.
La dueña del comercio y su empleada Silvana llamaron a la guardia de la SCPL, y después se dedicaron a sacar el líquido hacia la vereda.
La misma situación sufrió la tienda lindante "Maminka", donde dos mujeres estaban abocadas a limpiar el salón colmado de agua de cloaca.
El camión Vactor estaba a pocas cuadras del lugar y concurrió de inmediato para destapar la boca de tormenta que se encuentran justo sobre Sarmiento y España. A simple vista el local de venta de ropa para bebés se vio más afectado, aunque sus empleadas no quisieron dar detalles de lo sucedido y se dedicaron a la limpieza
En cambio, Pérez detalló que la cloaca afectó cajas de zapatos "que no pude levantar, el puf y las bolsas para regalería. Dentro de todo fuimos bastante rápidas con las cosas que estaban ahí abajo", reconoció.
La mujer lamentó que "estamos en vísperas del Día del Padre, que es nuestro día fuerte y me tendré que quedar hasta la noche limpiando, pero mañana (hoy) tengo que abrir".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico