Dos delincuentes asaltaron una fiambrería a punta de pistola

Dos delincuentes ingresaron a las 14 de ayer a la fiambrería Pan-Pas, en Polonia 996 del barrio Pueyrredón, y se llevaron la recaudación del comercio. También apuntaron con su arma a un cliente y a un repartidor le llevaron el dinero. Antes habían entrado con intenciones de robo en una verdulería vecina, pero desistieron porque la carnicera tenía dos cuchillos en la mano.

"Todavía tenés que darles gracias porque no te lastimaron", reflexionaba el comerciante de la fiambrería Pan-Pas, en Polonia 996, ayer después del robo que sufrió de parte de dos delincuentes, a punta de pistola. Fue a las 14, mientras un cliente pagaba en el mostrador con tarjeta y un repartidor dejaba mercadería.
Los dos delincuentes ingresaron a punta de pistola y con la cara descubierta. Le apuntaron con su arma al cliente que esperaba y al repartidor. De inmediato le pidieron al encargado de la fiambrería que entregara todo. Se llevaron la recaudación y también despojaron del dinero al distribuidor que estaba en el lugar. Es la tercera vez que roban en el comercio.
"Te hacen pasar un mal rato, menos mal que ninguna de las dos personas que estaba adentro reaccionó; a ese señor que pagaba le apuntaron con el arma en el estómago", relató la víctima a El Patagónico.
Los delincuentes salieron raudamente y escaparon en un vehículo que comenzó a ser buscado por la Policía.
"Primero me entraron a robar a mí; eran dos tipos jóvenes; uno tenía una campera y el otro una remera rayada. Yo sospechaba; uno tenía los ojos rojizos, no sé si estaban drogados o borrachos", contó una comerciante vecina de la fiambrería.
En su verdulería, los dos delincuentes habían pasado a preguntar por la remisería que se halla en la esquina. Fueron muy obvios porque habían estacionado frente al ingreso de los remises.
La comerciante sospechó entonces que le estaban por robar. En su mano tenía dos cuchillos con los que cortaba carne. Los delincuentes percibieron su actitud y ante la presencia de más personas más en el interior, se marcharon.
Al salir, uno dijo que deberían entrar al comercio vecino. A la mujer le pareció raro y cuando se acercó a la puerta los vio pasar corriendo. Los delincuentes se subieron al auto que habían dejado frente a la remisería y se marcharon.
En el lugar intervino personal de la Seccional Tercera y Policía Científica.

SOSPECHOSOS DE OTRO ROBO
Los investigadores, por las características del vehículo en el que escaparon y las vestimentas de los sospechosos, creen que también fueron los protagonistas de un robo en Gobernador Galina y Del Trabajo.
En ese atraco también ingresaron a un local comercial y redujeron a la comerciante, según las fuentes policiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico