Dos delincuentes se llevaron $5.000 y una notebook de un local de ropa

Una de las dueñas del comercio "Ke Onda" fue sorprendida por dos delincuentes que la amenazaron con encerrarla en el baño si no les entregaba la recaudación y objetos electrónicos. Habrían aprovechado la ausencia del efectivo policial que presta servicios adicionales en los comercios del sector.

Las dueñas del local de ropa "Ke onda", ubicado en Kennedy al 2530, inauguraron en setiembre y ayer ya fueron víctimas de un asalto.
Eran las 18:40 cuando sólo se encontraba una de ellas y recibió la visita de dos individuos que simulaban la intención de comprar una camisa. La mujer los atendió con cierto temor ya que uno de ellos miraba con constancia hacia el exterior.
Luego de unos quince minutos, los individuos se dirigieron a la caja para pagar, pero dejaron al descubierto sus verdaderas intenciones. "Me dijeron: 'muy linda tu computadora lástima que ahora es mía' y me la quitaron del escritorio. Uno de ellos se levantó la remera y me mostró una cantidad de cuchillos y me pidieron que le entregara la plata del día", sostuvo la damnificada.
Uno de los delincuentes salió del local para hacer "de campana" mientras que el otro continuaba exigiendo dinero y objetos electrónicos como teléfonos celulares. "Alcancé a esconder mi celular porque si no me lo quitaban".
La comerciante comentó que los malvivientes quisieron encerrarla en el baño reiteradas veces, pero que ante su negativa prefirieron solo exigirle dinero.
"Me decían que me quedara tranquila porque si no me iban a encerrar. Yo le di todo lo que tenía. No me iba a hacer la valiente cuando estaba sola", explicó.
Los delincuentes lograron llevarse 5.000 pesos y una notebook marca Dell que era de era utilizada para llevar las cuentas de la tienda.
"Lo que más lamento son las fotos que teníamos y nunca más vamos a poder recuperar. Llevamos las cuentas del local y un par de cosas más que ojalá pueda volver a recuperar", lamentó la comerciante que realizó la denuncia ante la presencia de los efectivos policiales de la Seccional Tercera.

NO HAY DETENIDOS
Los delincuentes tomaron las pertenencias pero antes de retirarse le solicitaron una bolsa a la víctima para guardar el botín.
"Se fueron y volvieron. Me pidieron una bolsa para guardar las cosas. Me dio risa porque parecía que salían de comprar las cosas", relató la denunciante.
Los vecinos al escuchar el pedido de auxilio llamaron a la policía. La búsqueda comenzó sobre la calle La Prensa en dirección al barrio San Cayetano pero no se pudo identificar a ninguno de los dos sospechosos.
Las damnificadas piensan que los delincuentes aprovecharon la ausencia del servicio de policía adicional.
"Aprovecharon el momento o alguien les avisó porque por acá nunca hay problemas y siempre contamos con la presencia de los policías. Es la primera vez que pasa y genera incertidumbre", subrayaron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico