Dos delincuentes se llevaron 9.000 pesos de una panadería

Las empleadas de la panadería "La Platense", en la zona de La Loma, vivieron horas de angustia ayer por la tarde cuando dos delincuentes ingresaron con armas y amenazaron con matarlas sino les entregaban dinero en efectivo. Los asaltantes lograron escapar con 9.000 pesos del comercio dejando encerradas a las dos damnificadas. El esposo de una de las mujeres fue quien alertó a las autoridades.

La panadería ubicada en Ramos Mejía al 30, ofrece el sistema de pago de impuestos y servicios "Rapipago", además de sus propios productos.
La gran cantidad de personas que pasan a pagar sus obligaciones resultó una verdadera atracción para dos delincuentes.
Según fuentes consultadas, ayer, a las 18:15, dos individuos ingresaron a la panadería con un arma de fuego y amenazaron a las empleadas exigiéndoles que si no le entregaban la recaudación del día "las iban a quemar".
Las trabajadoras entregaron 9.000 pesos que tenían entre la caja registradora y las reservas que disponían para pagarle a los distribuidores. Los malvivientes no se conformaron con el botín y exigían el dinero que se encontraba en la caja de seguridad del Rapipago.
Las víctimas, asustadas, aclararon que ellas no tenían las llaves para retirar tal dinero por lo que uno de los individuos sacó un cuchillo y las volvió a intimidar con matarlas.
Los nervios y la angustia de las empleadas llevaron a los delincuentes a encerrarlas en el fondo del comercio para intentar violentar ellos mismos la caja fuerte del servicio de pagos.
A los pocos minutos, apareció el esposo de una de las trabajadoras quien había llegado al lugar a buscarla. "Cuando uno me vio, preparó el arma para dispararme y tuve que esconderme en el taller", detalló hombre, quien es trabajador de una empresa de seguridad.
"El tipo se asustó porque estoy vestido con camisa celeste y pensó que era un policía. Fue un feo momento pero sirvió para que pudiera avisarle a la policía y que las chicas no salieran lastimadas", agregó.
Efectivos policiales de la Seccional Segunda se dirigieron al lugar pero no pudieron atrapar a los delincuentes que se escaparon en distintas direcciones para no ser localizados.
"Se nota que tenían estudiado muy bien el lugar porque justo ingresaron cuando se hacía el cambio de turno y que las chicas estaban solas en el comercio", explicó el testigo.
Uno de los asaltantes escapó por Necochea y fue seguido por los patrulleros, pero logró escabullirse.
"Las chicas quedaron muy asustadas porque todo fue muy rápido y las amenazaron con querer cortarlas. Después las encerraron y si yo no aparecía quizás continuaban encerradas hasta que alguien las encuentre", manifestó.
La policía recurrirá a los videos de las cámaras de seguridad de los comercios del sector para intentar identificar a los delincuentes, se informó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico