Dos estudiantes inventaron un dispositivo que detecta gluten en las comidas

Jimena Mardones Buet y Teresa Dutari, como estudiantes de Diseño Industrial de la UBA, crearon "Gluno", un dispositivo que permite a las personas celíacas detectar la presencia de gluten. Jimena explicó a El Patagónico cómo funciona el invento y las posibilidades de desarrollarlo para la venta.

Hace dos años, como parte de un trabajo práctico solicitado por una cátedra para crear nuevas aplicaciones inteligentes de tecnología electrónica impresa, Jimena Mardones Buet y Teresa Dutari-estudiantes de Diseño Industrial de la UBA- decidieron dar impulso a la creación de un dispositivo portátil que permite detectar la presencia de gluten en los alimentos.

Si bien el prototipo fue presentado y terminado, no tuvo más avance hasta que se presentó en INNOVAR, un concurso organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. A partir de allí se reactivó la posibilidad de desarrollarlo.

Jimena dialogó con El Patagónico y explicó el proyecto. "Gluno" es un dispositivo que transporta cinco paletas de plástico, cada uno posee en la punta un detector que se activa y prende una luz solo cuando toma contacto con las partículas de gluten.

"Es una especie de paleta recta sin concavidad, de características similares el dispositivo que mide la glucemia, permite a las personas controlar los alimentos cuando comen fuera de la casa o no participan de la elaboración del plato", detalló.

La joven hoy ya ejerciendo la profesión, señaló que el proyecto está en una etapa donde es necesario poder dar el salto para producirlo, pero para ello necesitan del acompañamiento de un laboratorio con profesionales bioquímicos, farmacéuticos y una infraestructura adecuada.

Aunque han mantenido encuentros con distintos laboratorios interesados, poder avanzar en el desarrollo implica un tiempo e inversión que hasta el momento no se han podido concretar. "El producto necesita quizás pasar por testeos de factibilidad para que sea ciento por ciento efectivo, ya que en platos disociados donde hay muchos ingredientes, se dificulta saber cómo puede estar contaminado por la combinación de los mismos ", dijo.

Las jóvenes proyectan, que una vez que comience el desarrollo del producto, pueda tener un precio accesible, similar al del medidor de glucemia; incluso estiman que pueda ser entregado gratuitamente a los celiacos, tal como se entrega el dispositivo a los diabéticos.

"La idea es que compren el dispositivo y solo después los repuestos porque es para usarlo a veces, no en todas las comidas. Si bien hoy se obliga a los restaurantes a tener un menú especial no todas las personas están capacitadas para la elaboración de las comidas y las consecuencias pueden ser muy complicadas para algunas personas. Esto les mejoraría mucho la calidad de vida", aseguró Jimena.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico