Dos excavadoras quedaron enterradas en el zanjón de la avenida Fray Beltrán

Las máquinas habían ingresado ayer por la mañana al profundo socavón que dejó el temporal en esa avenida de Kilómetro 3, para retirar los viejos caños de cloacas y tapar un ducto de gas que abastece a los barrios Médanos y Saavedra. Sin embargo, el terreno pantanoso generó que las excavadoras quedaran atrapadas.

Tras el temporal de fines de marzo y comienzos de abril, los trabajos paliativos para volver a poner en condiciones la avenida Fray Luis Beltrán -mientras se desarrollan los estudios de remediación definitiva-, continúan con la estabilización de taludes y el retiro de caños rotos. Mientras Sociedad Cooperativa Popular Limitada se encarga del retiro de los postes de luz que quedaron en el interior de la gigantesca grieta.
En ese sentido, la Municipalidad dispuso que dos máquinas viales trabajaran en el interior del zanjón quitando los residuos de los viejos caños de cloacas y para tapar el caño de gas que abastece a los barrios Médanos y Saavedra que había quedado colgado por la intensidad de las lluvias. Otros de los objetivos de los trabajos es asegurar el camino que conecta a Saavedra con el resto del tejido urbano como medida preventiva por futuras lluvias.
Sin embargo, el terreno pantanoso les tendió una trampa a los maquinistas que vieron ayer cómo quedaban cada vez más atrapados por el lodo. Así, los trabajadores tuvieron que salir y se asistidos por sus compañeros para luego pedir ayuda a otras áreas municipales con el objetivo de rescatar las máquinas.
El secretario de Servicios a la Comunidad, Rubén Palomeque, explicó a El Patagónico que las máquinas quedaron atrapadas debido a que su peso fue demasiado para el lodo que había en el sector. "Era muy pantanoso el terreno, pero también eran las únicas máquinas que pueden ingresar ahí y trabajar en el sector. No cualquier máquina puede entrar ahí porque es una zona de muy difícil acceso", describió.
"Pudimos sacar las maquinas cerca de las 16 cuando llegaron equipos municipales y de otras empresas que sirvieron de apoyo. Se tardó mucho tiempo en el movimiento de suelo y en darle altura suficiente para que pudieran salir, pero afortunadamente logramos sacarlas sin ningún tipo de inconveniente", subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico