Dos heridos de bala a plena luz del día en una plaza de Caleta

Momentos de terror se vivieron poco después del mediodía del sábado en la plaza del barrio San Cayetano de esta ciudad, cuando un hombre a bordo de un automóvil comenzó a efectuar disparos hacia un grupo de jóvenes ante las familias que disfrutaban de la jornada y debieron arrojarse al suelo para esquivar las balas.

Caleta Olivia (agencia)
El hecho, que podría haberse convertido en tragedia, ocurrió alrededor de las 14 cuando un grupo de tres o cuatro hombres que se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas en el playón de la plaza fue atacado a balazos por uno de los dos ocupantes de un automóvil Ford Fiesta.
Según el relato de ocasionales testigos, el acompañante sacó uno de sus brazos por la ventanilla, empuñando un arma, y efectuó entre seis y nueve disparos.
Totalmente aterrorizados, los padres y niños que se encontraban jugando en la plaza se arrojaron al suelo y afortunadamente ninguno de ellos resultó herido.
La misma suerte no corrió el grupo de jóvenes, ya que uno de ellos, identificado como Alexis Elancin, de 22 años, recibió dos disparos, uno en la zona baja del abdomen y el restante en uno de sus tobillos, mientras que a Fernando Millaldeo, de 25, una bala le atravesó el muslo derecho.
Inmediatamente fueron convocados en el lugar efectivos de la Seccional Segunda de Policía, que a su vez solicitaron el arribo de una ambulancia que trasladó a los heridos al Hospital Zonal, donde recibieron las primeras curaciones y horas más tarde fueron dados de alta.
En el lugar del hecho también trabajó personal de la Seccional Quinta y de la División Criminalística, que realizó las pericias correspondientes en el lugar y dialogó con testigos que aportaron datos.
Con los datos obtenidos, sumados a otras pruebas, en las primeras horas de ayer se efectuó un allanamiento en la casa Nº54 del barrio Los Pinos, donde se secuestraron diversos elementos de interés para la causa, entre ellos una pistola 9 milímetros con sus correspondientes municiones y un revólver calibre 38, además de una cantidad no precisada de cocaína y marihuana.
Asimismo se detuvo al morador, identificado solo por su apellido Espinoza, de 23 años, quien hasta avanzada la tarde de ayer continuaba detenido en la Seccional Quinta, a disposición del Juzgado de Instrucción Nº1, Mario Albarrán.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico