Dos hermanos murieron en un choque

Cristian y Raymundo Nahuelmir murieron ayer a la mañana cuando viajaban hacia Caleta Olivia por la ruta Nacional 3. Fueron embestidos por otro Volkswagen Gol que los impactó de manera lateral cuando se dirigía hacia Rada Tilly. Murieron instantáneamente a raíz del fuerte impacto, mientras la pareja que viajaba en el otro vehículo se encuentran fuera de peligro.

Por circunstancias que se tratan de establecer, un Volkswagen Gol de color azul –patente BIB 261– al mando de Cristian Nahuelmir (26), quien iba acompañado por su hermano Raymundo (22), mordió la banquina cuando intentaba cruzarse de carril a la altura del acceso de camiones de la localidad de Rada Tilly, siendo embestido por un Volkswagen Gol gris –patente ESR 317- que viajaba en sentido contrario. Fue a las 5:30 de ayer.
Este último era conducido por Sebastián Vera (25), quien se dirigía hacia la villa balnearia en compañía de otro individuo. Los Nahuelmir se dirigían hacia la localidad de Caleta Olivia por motivos laborales.
Los investigadores tienen la hipótesis que el automóvil conducido por los Nahuelmir intentó cruzarse de carril para adelantarse a los demás vehículos. La maniobra no habría sido debidamente calculada porque el vehículo conducido por Vera los embistió en la puerta del acompañante, quedando incrustado sobre el Gol azul.
Como consecuencia del impacto, los hermanos oriundos de la ciudad de Pico Truncado murieron en el acto quedando atrapados entre los fierros retorcidos de su auto. Por su parte, Vera y su acompañante registraron lesiones leves y fueron trasladados al Hospital Regional para su recuperación.

OTRO INVOLUCRADO
Cuando los dos automóviles colisionaron, el conductor de un Fiat 147 –dominio VUA 503-, profesor de yoga, no logró esquivar a los vehículos y rozó a uno de ellos en la parte delantera de su automóvil. Por eso se despistó y quedó a un costado de la ruta.
En el lugar, el panorama era desolador. Los cuerpos de los hermanos Nahuelmir se encontraban sin vida dentro de su auto y había restos de los automóviles esparcidos por doquier. El conductor del 147 –que pidió reserva de su identidad- fue quien prestó los primeros auxilios a Vera y a su acompañante, para luego comunicarse con las fuerzas de seguridad de Rada Tilly.
Minutos después se hicieron presentes en el lugar integrantes de la comisaría de Rada Tilly y de la Guardia Urbana. También, personal del hospital de la villa balnearia y Bomberos Voluntarios que con sus herramientas ayudaron a sacar a las víctimas del rodado destruido.
Los agentes de la comisaría de Rada Tilly manifestaron que tuvieron que "trabajar prácticamente a ciegas por la falta de iluminación y por la poca documentación que poseían las víctimas".
Los únicos elementos que se pudieron encontrar en la escena fueron un carnet de conducir, pero con los datos borrosos y un teléfono celular con la pantalla absolutamente destruida que solo proporcionaba la luz de encendido.
Como pudieron, los efectivos policiales dieron con la agenda del dispositivo móvil y comenzaron a llamar uno por uno a los contactos. La insistencia dio como resultado la localización de uno de los familiares de los implicados que reconoció el automóvil por medio de una de las fotografías publicadas en la página web de El Patagónico.
Algunos familiares de las víctimas viajaron desde Pico Truncado hasta Comodoro Rivadavia para reconocer los cuerpos y brindar toda la documentación posible de sus familiares.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico