Dos jóvenes fueron baleados en las piernas en distintos incidentes

El sábado entre las 19:30 y las 23:10, dos jóvenes de 22 y 25 años ingresaron al Hospital Regional heridos de arma de fuego. Uno de ellos presentaba un tiro en la ingle y el otro un disparo en el glúteo que le atravesó de lado a lado la pelvis. Las comisarías Quinta, Séptima y Brigada de Investigaciones averiguan quiénes fueron los autores y las causas de las agresiones. A estos dos heridos se suma otro que fue baleado ayer a la madrugada en el Stella Maris.

En menos de tres horas, durante la noche del sábado, dos jóvenes ingresaron a la guardia del Hospital Regional con heridas de arma de fuego. A ellos se suma un tercer baleado en la extensión del Stella Maris, ayer a la madrugada (ver página 14).
A las 19:30 del sábado, según pudo averiguar El Patagónico un llamado telefónico alertó a la policía de que en José Ortega y Sargento García del barrio Isidro Quiroga había una persona herida de bala.
Cuando llegó personal policial de la Seccional Quinta no encontró al herido, pero desde la Comisaría Primera se comunicaron con esa dependencia ya que había ingresado al Hospital Regional una persona herida de bala.
El joven fue identificado como Ezequiel Rojas, de 22 años. El disparo le ingresó en la ingle, pero el proyectil le interesó la femoral por lo que perdió mucha sangre y al cierre de esta edición se encontraba internado en grave estado, indicaron fuentes oficiales.
Tres horas después, sobre las 23:10 un joven de 25 años, identificado como Jonathan Soto ingresó con un disparo en un glúteo con orificio de salida en la pelvis.
Según informaron los policías que lo intentaron entrevistar, Soto fue reticente ante la consulta policial y no quiso dar detalles de la agresión. En el caso trabaja la policía de la Seccional Séptima.
Ayer los investigadores tomaban entrevistas para poder determinar a los autores de las tres agresiones en distintos puntos de la ciudad. Tanto en el caso de Ezequiel Rojas como en el Jonathan Soto, la policía busca confirmar si las circunstancias tienen que ver con el último homicidio ocurrido en Comodoro Rivadavia.
Lo que teme la policía es que la violencia recrudezca entre grupos en pugna a partir de la muerte de Axel Barra (18) quien fue acribillado el jueves a las 23:30 en la extensión del Máximo Abásolo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico