Dos marineros que sufrieron un siniestro en altamar reclaman el cobro de haberes

Francisco Vidal y Jorge Lara eran marineros del barco "Pensacola" que en junio de 2014 sufrió un siniestro en altamar, a 400 kilómetros de la costa. Estuvieron tres días a la deriva en condiciones de clima desfavorable y "pensando cuándo íbamos a morir", relató Vidal. "Fuimos rescatados después de tres días, estuvimos sin dormir seis días hasta llegar a la costa", recordó. Luego, los dos empleados de la empresa Franjela recibieron atención de la ART, pero desde diciembre último dejaron de percibir haberes y de tener obra social para sus hijos.

Francisco Vidal y Jorge Lara reclaman porque "desde la ART La Segunda y de la empresa Franjela hasta este momento no han aportado ninguna noticia de que nos puedan indemnizar. Nosotros sufrimos estrés postraumático y nos cortaron las prestaciones en diciembre, hace seis meses no percibimos sueldos", reclaman.
Según precisaron la Aseguradora de Riesgos de Trabajo les dio el alta en diciembre, pero después de eso "no tuvimos ninguna explicación y eso que la empresa sigue facturando acá. La indemnización no es algo inmediato parece y nuestros hijos necesitan atención médica", subrayó Vidal quien es de oficio marinero y cocinero y tiene dos hijos de 22 y 13 años. Mientras, Lara de oficio marinero tiene cuatro hijos de 17, 11, 9 y 4 años.
Comentaron que en la actualidad están viviendo de alguna changa eventual y de la solidaridad de quienes le ofrecen algo para subsistir. "Estamos en la indigencia, no tenemos entrada de dinero y no podemos trabajar en negro tampoco. No podemos estar en relación de dependencia porque seguimos con esta empresa relacionados", explicaron.
Los marineros quieren cobrar la indemnización y volver a trabajar. "La desidia y el desinterés sufrido por la terrible burocracia hace que mi vida sea un calvario", reclamó Vidal. "Si bien tuvimos el apoyo en todo sentido de nuestro gremio, se han agotado los medios disponibles del caso y los tiempos legales tardan cada vez más", subrayó.
Ambos están medicados, pero solo Vidal tiene acceso al medicamento. Lara está sin medicación desde diciembre porque ya no cuenta con la obra social del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).
Quienes puedan colaborar con los marineros ofreciendo empleo u otro tipo de ayuda pueden comunicarse al teléfono de Vidal que es el 155922019 o al de Lara 154359561.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico