Dos meses de prisión para Alcaina por el robo a la familia boliviana

El juez Miguel Caviglia formalizó ayer la investigación contra Víctor Alcaina, uno de los sospechosos de cometer el sábado el robo armado a la familia de comerciantes en el barrio Abel Amaya. El acusado fue identificado por dejar huellas dactilares en la casa asaltada. A pedido de la Fiscalía, recibió dos meses de prisión preventiva.

En la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia se celebró ayer la audiencia de control de detención y apertura de la investigación contra Víctor Alcaina, quien se vio involucrado en el robo ocurrido durante la madrugada del sábado en el domicilio de una familia de nacionalidad boliviana.
Por disposición del mismo magistrado que intervino en la causa desde el primer momento, el conocido sujeto que se dedicaría a la compra de autos fue detenido durante el allanamiento realizado en su casa de la calle Ramón Lorenzo 1.821, en el barrio Máximo Abásolo.
En el comienzo del acto judicial la funcionaria fiscal Patricia Rivas efectuó una breve referencia del robo. Detalló que eran las 4:30 de ese día cuando el imputado, junto a otro sujeto aún no identificado por la policía, ingresaron a la vivienda, previo escalamiento del cerco del inmueble.
Aseguró que ambos delincuentes portaban armas de fuego y se dirigieron a las víctimas diciéndoles: "no se muevan, quédense quietos". Luego, pidieron una fuerte suma de dinero que había en la casa y además se llevaron objetos de valor como alhajas de oro.
Antes de huir encerraron a la familia en el baño. Rivas calificó el ilícito como robo agravado por ser cometido con escalamiento y por el uso de arma de fuego, en calidad de coautor para Alcaina. Además, requirió que se declare legal la detención del acusado y mencionó el informe de AFIS (sistema de identificación de huellas) positivo de rastros palmares de Alcaina en la casa.
La funcionaria argumentó además que durante el allanamiento en el domicilio de Alcaina se secuestró una importante cantidad de dinero. Por ello solicitó la prisión preventiva por el término de dos meses en base a los elementos de convicción para tenerlo como probable coautor del robo.
Rivas además recordó que el hombre posee una sentencia condenatoria en Esquel por un delito contra la propiedad cometido con similares características que el investigado.
COMPRA AUTOS
La defensora pública Claudia Torrecillas, quien defendió a Alcaina, pidió la prohibición de acercamiento y arresto domiciliario con permiso de salidas laborales de su defendido. Aunque tampoco le desagradaría su arresto domiciliario. La abogada cuestionó que el levantamiento del rastro papilar no se hizo ante la presencia de un testigo civil y que no hubiera descripción de las armas secuestradas.
Afirmó que su cliente se dedica a la compra de vehículos y que por ello tenía cerca de $30.000 en su vivienda. Por otro lado, la defensora criticó la mención del comportamiento del imputado en otros procedimientos anteriores, "ya que estamos ante un derecho penal de acto y no de autor".
El juez resolvió formalizar la apertura de investigación por el delito investigado por la Fiscalía y declaró la legalidad de la detención de Alcaina. Por ello, decretó su prisión preventiva por dos meses en base a la expectativa de pena "muy severa" y de que se trata de un ilícito "gravísimo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico