Dos policías condenados hace 9 años por homicidio recién ahora fueron destituidos

Después de los dos casos que se conocieron en los últimos días, de policías de Comodoro Rivadavia incluidos en la lista de 26 efectivos en todo Chubut dados de baja por el gobernador, por estar involucrados en problemas disciplinarios o delitos, ayer se confirmaron otros. Al oficial ayudante Aníbal Leguizamón y al sargento primero Miguel Angel Caro, se los exoneró por una condena impuesta en 2007 por la Cámara Primera en lo Criminal de Comodoro Rivadavia, a raíz del homicidio de Juan José Gramajo, ocurrido el 1 de febrero de 2004.

Tal como informó en manera exclusiva El Patagónico en su edición de ayer, se comenzaron a conocer a través del Boletín Oficial algunos nombres de las destituciones de policías anunciadas la semana pasada por el gobernador Mario Das Neves.
Entre las destituciones de efectivos que trabajaron en Comodoro Rivadavia, ayer se conoció un caso que ocurrió 12 años atrás, a partir del cual dos policías fueron condenados en 2007 por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y recién ahora fueron exonerados de la Policía del Chubut.
Se trata del oficial ayudante Aníbal Leguizamón (32) y el sargento primero Miguel Angel Caro (48), que fueron exonerados atento la condena impuesta a los mismos por Sentencia N° 14/07 de la Cámara Primera en lo Criminal de Comodoro Rivadavia.
En ese fallo, según la información recabada por El Patagónico, a Caro se lo condenó a 18 años de prisión, accesorias legales y costas del proceso como autor responsable del delito de homicidio simple agravado por el uso de armas de fuego del 1 de febrero de 2004, que tuvo como víctima a Juan José Gramajo. Actualmente, Caro se encuentra cumpliendo prisión en Rio Gallegos.
Mientras Leguizamón fue condenado en 2007 a 13 años de prisión, accesorias legales y costas del proceso también por homicidio simple agravado por el uso de armas de fuego cometido en calidad de partícipe primario, en concurso real con violación de domicilio, en concurso real con privación de la libertad calificada reiterada -dos hechos-, en concurso real con vejaciones agravadas reiteradas -dos hechos-, en concurso ideal con lesiones leves reiteradas -dos hechos- estos últimos en calidad de autor, en perjuicio de Juan José Gramajo y tres personas más.
Ya en 2007 la Cámara Primera en Criminal de Comodoro, había impuesto para los condenados la exoneración del servicio e inhabilitación de por vida para acceder a la función pública, después de quedar firme la condena.
Sin embargo, a Leguizamón el Superior Tribunal de Justicia le modificó la pena y se la redujo a 6 años de prisión, por lo que cumplió parte de su condena en la Comisaría de Diadema Argentina, para luego volver a ser puesto en funciones en la policía en Rawson y en Trelew en donde trabajaba actualmente. Ahora nueve años después se dio a conocer por medio del Boletín Oficial su exoneración.

ROBO DE CERVEZAS
Otro de los policías de Comodoro Rivadavia que destituyeron en grado de cesantía –es decir momentáneamente- y que trabajaba en Comodoro Rivadavia, fue al agente Jonathan Díaz (27) por haber infringido el Régimen Disciplinario Policial en su artículo 29° inciso 12, que rige mantener el decoro.
Díaz, agente de la Seccional Primera, había arriesgado su vida el 7 de enero de 2012 para salvar a una mujer que se ahogaba en el mar. Sin embargo, en marzo de ese año fue sorprendido por el segundo jefe de la Unidad Regional, Asan IIiasof, cuando junto a un civil cargaba cajones de cerveza y vino en una camioneta que habían estacionado en el patio interno de la Comisaría Primera.
La bebida había sido secuestrada en allanamientos a departamentos vips. "Me llamaron, vine enseguida y observé que el candado donde estaba protegida la bebida, había sido dañado. Así que procedí a la detención del agente", sostuvo aquella vez a este diario el entonces jefe de la comisaría y luego Jefe de la Policía del Chubut, Rubén Cifuentes.
También fue destituido de la policía en grado de cesante el cabo primero Héctor Hernández, también por haber infringido el Régimen Disciplinario Policial en el mismo artículo que Díaz.
El 2 de setiembre de 2015, cuando se hallaba prestando servicio adicional en el predio de la empresa Romero Autos, del barrio Industrial, Hernández ingresó al sector de oficina, y sustrajo 20 mil pesos de uno de los cajones del escritorio del encargado.
El ilícito quedó captado por las cámaras de seguridad del lugar y la Fiscalía rechazó una reparación económica que la defensa del policía había planteado, por lo que la causa ya se elevó a juicio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico